PUBLICIDAD
   
  Solución limpiadora para el cuidado de la piel
  en situaciones especiales
 
   
   
Consigue aquí tu  muestra gratuíta de Epixelle

La cesárea

Cómo se realiza la intervención para extraer al bebé

 

     
  La cesárea es una técnica quirúrgica que se practica para extraer al bebé y a la placenta del útero materno, cuando por alguna razón el parto vaginal no es posible. Ocurre con bastante frecuencia, ya que uno de cada cuatro bebés nacen por cesárea.   Cesárea
  La cesárea se realiza en quirófano por dos ginecólogos. Además, estará presente un anestesista, una enfemera para el instrumental y otra enfermera circulante. Se suele emplear anestesia epidural (sólo duerme de cintura para abajo). Se coloca siempre antes de la anestesia un catéter endovenoso para mantener la hidratación, y para cualquier medicación que deba usarse durante la operación, que siempre es intravenosa. Se rasura el vello púbico de la paciente y se aplica una solución antiséptica en el abdomen.
       
       
 
     
  Durante el parto por cesárea no se siente ningún dolor, aunque se pueden notar molestias (presión o estiramientos)  
     
       
   
   

Fases de una cesárea

   
  Se coloca un monitor en el brazo para controlar la tensión arterial y otro que controle el corazón, un catéter en la vejiga, y en ocasiones se usa una mascarilla de oxígeno. Mediante paños estériles se tapa la zona quirúrgica para que no impresione, puesto que la paciente está despierta durante la operación. Todos estos preparativos pueden durar algunos minutos.
     
  Se hace una doble incisión: una en el abdomen (laparotomía) y otra en la pared del útero (histerotomía). Por lo general la incisión de la cesárea se realiza en horizontal por encima del pubis, por debajo de la "línea del bikini". Se puede realizar otro tipo de incisión longitudinal en la línea media del abdomen, que permite más espacio para el parto, pero raramente es usada porque puede generar más complicaciones. Una vez cortada la pared abdominal, se apartan los músculos abdominales (rara vez hay que cortarlos) y se corta el útero.
     
  Los ginecólogos presionan sobre el abdomen y la parte superior de la tripa, y se extrae la placenta y luego al bebé. Se limpia la boca y nariz del recién nacido, se corta y liga el cordón umbilical y se lleva al bebé a un pediatra para realizarle una revisión.
     
  Se sutura el útero con puntos reabsorbibles, y la incisión abdominal con puntos de sutura o grapas quirúrgicas, que generalmente se retiran sin dolor a los pocos días del parto. Tras finalizar la cesárea, se limpia la herida quirúrgica y se cubre con un vendaje. En ocasiones puede ponerse un peso sobre la tripa para que se contraiga bien el útero.
     
     
     
  Parto por cesárea

El cirujano realiza una incisión en el abdomen y el útero por donde introduce las manos, levanta la cabeza del bebe y lo extrae con la ayuda de un asistente que presiona la zona superior del útero hacia abajo.
  Parto por cesárea
       
 
 
 
La operación de cesárea es una de las más importantes dentro de la Obstetricia, ha salvado vidas tanto de la madre como del feto. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no está exenta de peligros y que sus indicaciones deben obedecer a motivos estrictos y realizarse en unas condiciones técnicas adecuadas. Los partos por cesárea tienen más riesgos que los partos vaginales, y requieren un período de recuperación más prolongado. Las mujeres que han tenido una cesárea generalmente permanecen en el hospital durante 3 o 4 días y necesitan estar en cama por lo menos un día después de dar a luz.
 
En un futuro embarazo, si la causa que motivó la cesárea no se repite o no persiste, el parto vaginal es perfectamente viable. El principal riesgo es la rotura uterina (complicación grave para la madre y para el feto), que ocurre en un  0,1- 0,3%.
 
 
     
Cesáreas programadas y de urgencias    
  Las cesáreas se dividen en dos grupos: programadas y de urgencia.
   
 

Cesáreas programadas

  La razón para efectuar esta operación se conoce con antelación al trabajo de parto, e incluso es posible establecer cómodamente fecha y hora del procedimiento.
 

Cesáreas de urgencias

  Surgen durante el trabajo de parto. Implican la resolución urgente de un problema, para evitar riesgos en la salud de la madre o del bebé.