Cuidados en el embarazo

Consejos para la embarazada

 A lo largo del embarazo, y sobre todo en el primer trimestre (cuando se forman los órganos vitales, cabeza, cuerpo y extremidades del bebé), es su ginecólogo quién siempre tiene la última palabra y debe consultarle antes de realizarse cualquier tratamiento.

Es imprescindible mantener hábitos de vida sanos, algo fácil de decir pero no tanto de poner en práctica. Sólo hace falta constancia y buen ánimo; además, la mayor parte de estos cambios físicos y psíquicos desaparecen tras el parto.

¿Sabías que...?  

 •   Hay mujeres a las que les crece vello en la cara, el abdomen o alrededor de los pezones durante el embarazo. Puede extraerse el pelo sin riesgo con pinzas o cera. No use cremas para aclarar el vello ni cremas  depilatorias, ya que puedan absorberse a través de la piel y provocar reacciones alérgicas. Este vello excesivo generalmente desaparece unos seis meses después del parto.         

 •   Quizá tenga la piel más sensible, y es posible que la depilación sea más dolorosa que antes, por lo que se debe escoger el método de depilación menos agresivo para la circulación sanguínea y para su piel. Las opciones más seguras son la depilación con pinzas, depilación con cera y afeitarse. La cera caliente está contraindicada, especialmente en las piernas, ya que el calor  agrava problemas de circulación, favoreciendo la aparición de varices.  

embarazada feliz

 •   Limpiezas de cutis y mascarillas: durante el embarazo la piel cambia mucho, y puede ser más sensible a los tratamientos que antes. Le recomendamos que pruebe el producto en una zona pequeña de piel antes de usarlo, para ver si le produce irritación o alergia.         

 •   Se deben evitar los tratamientos corporales con calor porque podrían elevar su temperatura corporal, lo que puede resultar peligroso para la embarazada.          

 •   Se deben evitar las cámaras de vapor, jacuzzis y saunas porque estos tratamientos aumentan la temperatura corporal y pueden ocasionarle una deshidratación, peligrosa para madre y bebé. Tampoco se debe abusar  de los baños de inmersión; es preferible el agua tibia a la caliente y lo mejor es no permanecer mucho tiempo dentro de la misma.         

 •   Evite el esmalte de uñas y el quitaesmaltes porque la piel puede absorberlos y también puedes inhalarse. Tenga cuidado con las uñas acrílicas.         

 •   Los masajes pueden ayudar a reducir algunas de las molestias del embarazo, pero siempre es recomendable consultar al ginecólogo antes de empezar las sesiones. El masaje durante el embarazo es beneficioso en casos de que no existan complicaciones:  

  •  Ayuda a relajarse física y emocionalmente, y puede combatir la depresión o la ansiedad que algunas veces acompaña al embarazo.
  •  Ayuda a estimular el sistema glandular, lo que estabiliza las hormonas.  
  •  Ayuda a aliviar la presión en la espalda, el cuello y las articulaciones causado por el peso extra, la postura o la debilidad muscular.  
  •  Estimula la circulación, ayudando a mantener la presión normal.  
  •  Ayuda a aliviar malestares musculares como calambres, tensión muscular, rigidez y otras molestias.  
  •  Ayuda a mantener la elasticidad y flexibilidad del cuerpo, además de disminuir el riesgo de estrías).  
  •  Existen condiciones en las que los masajes están contraindicados, por lo que es muy importante que consulte con su ginecólogo y que éste apruebe el masaje.         

 •   Durante el primer trimestre debe estar alejada de los exfoliantes químicos (ácidos alfa hidróxidos: AHA, ácido glicólico o ácido salicílico). Hay que tener precaución, pueden encontrarse en lociones limpiadoras, mascarillas y exfoliantes.  

 •   No se haga "piercings" o tatuajes, ya que pueden provocar una infección con consecuencias fatales para el feto. Si el tatuaje se realiza en la zona lumbar, los ginecólogos suelen desaconsejar la utilización de anestesia epidural, ya que se pincha en esa zona.         

 •   No empiece ningún tratamiento de estética dental (blanqueamientos, carillas o fundas), ni se realice ninguna operación o tratamiento estético.