Los síntomas en el tercer mes de embarazo

Puedes notar algunas molestias en la tripa

sintomas de embarazo

El útero crece en este mes hasta sobrepasar la pelvis, sobre todo a expensas del cuerpo y el fondo uterino, por lo que cambia su forma de pera por una mucho más esférica y comenzarás a notarlo pronto en tu vientre, sobre todo si no es tu primer hijo.

Este crecimiento hace que se distiendan los ligamentos de sostén del útero, lo que suele originar unas molestias pélvicas características. La mayoría de las mujeres refieren estas molestias como dolor "en el bajo vientre, como si fuera a venir la regla", pero mientras no se acompañe de sangrado o molestias al orinar no le tienes que dar importancia.

Puedes comenzar a sentir una cierta sensación de "necesidad de respirar" denominada "disnea" que es normal durante el embarazo mientras sea leve y no se asocie a otros signos o síntomas como tos, sibilancias o dolor torácico. Se produce por efecto de la hormona progesterona sobre el centro respiratorio, que estimula la respiración. 

Hay más tendencia al mareo e incluso al síncope con pérdida de conciencia momentánea. Para evitarlo, mantente activa, evita los cambios bruscos de posición y las aglomeraciones. Toma todas las medidas necesarias para evitar la deshidratación que pueden provocar los vómitos. Probablemente comiences a notar una mayor pigmentación en tu piel, lunares y pecas. 

Esto se debe probablemente al efecto de los estrógenos y la progesterona sobre la hormona estimulante de los melanocitos (MSH). Suele ocurrir en zonas localizadas y discretas como la línea alba (línea con origen en el pubis, que discurre por el centro del abdomen pasando por el ombligo y en ocasiones siguiendo más arriba hasta el tórax), alrededor de las areolas mamarias, axila, periné y zona interna de los muslos. Cuando aparece en la cara se denomina cloasma gravídico o "máscara del embarazo". La aparición de estas pigmentaciones no es evitable, aunque se puede prevenir su agravamiento huyendo de la exposición al sol con el uso de cremas solares de alta protección. En la mayor parte de los casos desaparecen tras el parto. 

Es frecuente la sensación de salivación abundante (ptialismo o sialorrea). Pueden aparecer ardores (pirosis), que también son más frecuentes al final del embarazo.

 Al final de este mes la ganancia de peso media es de 2 kg. Sin embargo, si no has ganado peso o incluso si lo has perdido por haberlo pasado mal con las náuseas y vómitos no debes preocuparte ya que esto no va a ser perjudicial para tu bebé.