Consejos y curiosidades en el tercer mes de embarazo

Cómo prepararte para las ecografías

Cuándo contar a los demás que estoy embarazada


Decidir en qué momento compartir la buena noticia de tu embarazo es una decisión muy personal que debes meditar.

Mientras que algunas mujeres prefieren esperar hasta el tercer mes a que pase el periodo de mayor riesgo de aborto, otras desean contarlo a los cuatro vientos nada más que lo saben porque quieren compartir su alegría cuanto antes y en caso de pérdida del embarazo tampoco tienen problema a la hora de contárselo a sus allegados.

Aunque va en gustos, quizás sea más prudente esperar a confirmar que las cosas van bien en el tercer mes antes de comentarlo en el trabajo o a los menos allegados, aunque a veces sea difícil de ocultar por la presencia de síntomas evidentes. Dejarlo pasar más allá del tercer o cuarto mes puede no tener mucho sentido, ya que tu vientre puede ponerte en evidencia.

pareja con test de embarazo

Preparación para las ecografías


  • Antes de cada ecografía, procura informarte bien de cuáles son sus objetivos y lo que se puede esperar de ella.
  • Es posible que tengas que leer y firmar un consentimiento informado en el que se explica en qué consiste y el valor que tiene. Pregunta a tu ecografista cualquier duda que te surja antes o después de la exploración (no durante).
  • Evita aplicarte cremas en el abdomen en las 48 horas previas a la ecografía.
  • Para las ecografías obstétricas no es necesario llevar la vejiga llena, a menos que se te indique expresamente.
  • Evita que te acompañen niños pequeños a las principales ecografías del embarazo. Lo mejor es que vayas acompañada de una sola persona, a ser posible tu pareja. No se trata de ecografías recreativas, sino que son ecografías muy importantes en las que el ecografista necesita gran concentración. Generalmente los niños pequeños no aguantan en silencio el tiempo necesario para la exploración, lo que distrae al médico y va en tu detrimento. De hecho, en muchos lugares prohibirán su entrada con el consiguiente disgusto para todos.
  • Guarda en lugar seguro y accesible todos los informes de tus ecografías y preséntalos cada vez que acudas a visitar a tu tocólogo o a urgencias.

Cuida tu entorno de trabajo


Debes informarte acerca de si tu entorno de trabajo implica algún riesgo para tu embarazo. Existen varios tipos de exposiciones que se pueden encontrar en diferentes trabajos y que pueden resultar adversos, especialmente durante el primer trimestre: metales, agentes químicos, disolventes, calor extremo e infecciones (guarderías, hospitales…). Tus jefes están en la obligación de informarte de cualquier riesgo potencial, así como de proporcionarte un puesto de trabajo seguro.