Fumar y beber embarazada, más riesgo de muerte súbita del bebé

30 Ene 2020
Fumar y beber embarazada, mayor riesgo de muerte súbita del bebé

Quizá pienses que pasada la semana 12 de embarazo fumar y beber es menos peligroso para el desarrollo del bebé. Un estudio, publicado en la revista en línea "EclinicalMedicine", editada por "The Lancet" demuestra por primera vez que los bebés expuestos a la acción del tabaco y el alcohol más allá del primer trimestre de embarazo tienen hasta 12 veces más riesgo de padecer síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) que los niños que no estuvieron expuestos estos tóxicos o solamente sufrieron sus efectos en ese primer trimestre.

La investigación demuestra que la exposición prenatal a ambas sustancias, alcohol y tabaco, en el segundo y tercer trimestre de gestación, tiene un efecto potencialmente dañino sobre el bebé menor de un año. Los niños de hasta 12 meses de vida son los más propensos a sufrir síndrome de muerte súbita del lactante, una enfermedad muy desconocida hasta el momento.

Los resultados del "Safe Passage Study" de los Institutos nacionales de Salud de EEUU explican cómo el riesgo de muerte súbita en bebés aumenta por la acción combinada del tabaco y el alcohol y por el momento de la exposición prenatal a dichos tóxicos. ¿Cómo se realizó esta investigación?

  • Los expertos siguieron casi 12.000 embarazos entre 2007 y 215 en Ciudad del Cabo (Suráfrica) y cinco ciudades de Estados Unidos (incluyendo dos reservas de indios americanos en Dakota del Norte y Dakota del Sur).
  • Las zonas estudiadas se seleccionaron su alto consumo de alcohol durante el embarazo y la elevada incidencia de síndrome de muerte súbita del lactante. Además, se tuvieron en cuenta la diferentes razas y situaciones socioeconómicas para estudiar la incidencia de este síndrome, algo que normalmente se obvia en los estudios.
  • Las gestaciones se siguieron hasta que los bebés cumplían un años de vida aproximadamente, lo que se consiguió en el 94% de los embarazos. 
  • El resultado es que 66 bebés murieron durante el estudio: 28 bebés a causa de SMSL y otros 38 fallecimientos de bebés por causas desconocidas.
  • Estos resultados se compararon con embarazos de mujeres que no habían fumado y bebido durante la gestación o solamente lo habían hecho en las doce primeras semanas. La conclusión es que fumar y beber embarazada más allá del primer trimestre multiplica por doce el riesgo de que el bebé padezca muerte súbita (SMSL).

El alcohol en el embarazo afecta a la cognición del bebé

Otra investigación recién publicada en la revista "International Journal of Epidemiology", que revisa todo lo publicado hasta fecha sobre alcohol y desarrollo del bebé, señala que ingerir bebidas alcohólicas durante el embarazo ocasiona un peor funcionamiento cognitivo en los niños. Además, este estudio establece por primera vez una relación entre el alcohol y el bajo peso del bebé al nacer. Los expertos insisten en que la madre no debe ingerir alcohol en ningún trimestre de la gestación ni en la etapa preconcepcional.

 

Carmen Arnanz
Redactora experta en Salud