Bebé de nalgas, ¿cesárea segura o hay alternativas?

Después de todo un embarazo controlado, con un estado de salud óptimo y con los cuidados maternos adecuados, alcanzamos el tercer trimestre. Y después de todos nuestros esfuerzos, a veces nos encontramos con la decepción de que nuestro bebé no se encuentra "de cabeza" ni colocado para nacer. En la ecografía del tercer trimestre nos informan de varias variables, las principales son el crecimiento fetal, la oxigenación que recibe desde la placenta, la cantidad de líquido amniótico, la colocación de la placenta, medidas que tiene nuestro bebé y el peso fetal estimado. Y uno de los factores más importantes es saber cómo está colocado este bebé dentro del útero materno, si se encuentra con la cabeza abajo o no.

En un parto completamente normal, es necesario un bebé en presentación cefálica, es decir, de cabeza. Existen casos en los cuales el bebé está de nalgas o en presentación podálica. En estos casos pueden ofertarse varias opciones para conseguir un parto vía vaginal o bien programar una cesárea.

1. Parto de nalgas. Es un parto posible que puede permitirse según el criterio de los obstetras que vigilen tu embarazo. Es un parto no exento de complicaciones, con una limitación en el momento actual, la falta de experiencia de la mayoría de ginecólogos y matronas en la asistencia de este tipo de partos. En la mayoría de los centros se oferta a mujeres que previamente han tenido un parto vía vaginal, a pesar de que actualmente, el conocimiento científico existente no contraindica este tipo de partos en mujeres primíparas o en las que se va a asistir a su primer parto.

2. Versión cefálica externa. Se trata de un procedimiento mediante el cual, a través de un masaje sobre el abdomen de la madre, se intenta conseguir "dar la vuelta" al bebé de forma que se cambia la presentación podálica por la cefálica. La versión cefálica externa es una intervención que cada vez se realiza en más centros, con una efectividad variable, dependiendo de la experiencia de los obstetras, que ronda el 30 o 40 por ciento de todos los casos.

3. Moxibustión. Es una técnica muy relacionada con la acupuntura ya que emplea los mismos puntos que ésta. Es una estimulación mediante calor de la zona, sin llegar a provocar sensación de quemadura, y se basa en la estimulación de varios puntos del meridiano de vejiga. Normalmente se estimula un punto que se localiza en el quinto dedo del pie (dedo meñique) a través de una moxa. La moxa es una especie de puro que permite estimular este punto facilitando la rotación del bebé y provocando que se coloque en presentación cefálica. Esta técnica, cada vez más empleada, puede realizarse en el domicilio de la mamá tanto por personal formado, como por la misma embarazada o un familiar que haya sido correctamente formado en esta técnica.

4. Cesárea electiva. Es la programación de una cesárea. Se realiza a menudo cuando no se ha conseguido una presentación del bebé de cabeza, o cuando se ha consensuado con el obstetra que realizó el seguimiento del embarazo.

 
Natalben: El Embarazo y tus dudas

Blog del embarazo

Sobre el blog
 

El blog de Las dudas de mi espera, surge de las inquietudes y preocupaciones de todas aquellas gestantes que acuden a nuestras consultas. Son todas ellas y todas vosotras las creadoras de esta plataforma de información, desarrollada con el único fin de ayudar a las futuras mamas que quieren hacer de su espera un momento lleno de felicidad y tranquilidad.

 
Sobre las autoras

Las ginecólogas Miriam de la Puente y Diana Cuenca trabajan en el servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico San Carlos (Madrid). Apasionadas de las nuevas tecnologías, apuestan por la información médica especializada en internet.

Ginecólogas del blog del embarazo
 
Twitter
Facebook