40 semanas y sin contracciones: ¿cuándo doy a luz?

 

Has llegado a la recta final de nuestro embarazo, te has cuidado desde el principio, has modificado tu estilo de vida -incluso aprendiendo a comer sano-, has ganado peso, has acudido a todas las citas médicas y a las ecografías, tienes preparado todo lo necesario para el nacimiento del bebé, pero, ¿cuándo será?

Esta pregunta es probablemente la más repetida entre las mujeres que acuden a consulta y que más dudas produce. Se mezclan los deseos de ver al bebé, las expectativas creadas, y la incertidumbre de cuándo y cómo se comenzará el parto, con el cansancio y la angustia. Lo que pretendemos aquí es que conozcáis la duración normal de una gestación, cuáles son los límites normales y cuándo se consideran embarazos prolongados.

Embarazo: 40 semanas... y pico
La duración media de un embarazo en la especie humana es de 280 días que corresponden a 40 semanas de gestación. Una gestación se considera a término, es decir, con un feto en teoría maduro y capaz de vivir fuera del útero materno, entre la semana 37 y 42 de gestación o, lo que es lo mismo, entre los 259 y 294 días. Si tenemos en cuenta estos límites, es fácil considerar que un parto pretérmino es aquel que se va a producir antes de la semana 37 y, por lo tanto, un parto postérmino será aquel que se produce después de la semana 42.

Si estas embarazada y quieres saber tu probabilidad de dar a luz, debes conocer que la mayoría de las gestantes se ponen de parto de forma espontánea entre la semana 37 a la 40. El día en el que se cumple la semana 40 es la fecha que tu obstetra te dirá como la probable de parto o, como comúnmente se dice, el día en el que "sales de cuentas". Como hemos visto, no quiere decir que ese día sea el que debas obligatoriamente dar a luz.

Los partos que se producen antes de la semana 37, es decir, los partos pretérmino, suponen un 10 a un 15 % de todas las gestaciones. Existen factores de riesgo asociados a este hecho como rotura de la bolsa amniótica, gestaciones múltiples, infecciones, antecedentes de otros partos prematuros... Son más frecuentes aquéllos que se producen más próximos a la semana 37 y éstos, normalmente, no asocian patología en el recién nacido. En términos generales, si una paciente se pone espontáneamente de parto desde la semana 34 a 37 no existe indicación para intentar interrumpir el proceso. Por el contrario, por debajo de la semana 34 el parto debe intentar detenerse, a no ser que existan otras situaciones que no lo aconsejen.

Semana 42 y sin contracciones de parto
En el otro extremo, nos encontramos las gestaciones por encima de la semana 42 o las denominadas gestaciones cronológicamente prolongadas. Suponen entre el 5 al 19% de todos los embarazos y son más frecuentes en las mujeres que van a parir por primera vez. La situación de embarazo prolongado, de estar fuera de cuentas, supone un estrés para la embarazada y la gente de su alrededor.

Es importante que conozcas que es frecuente que se produzca esta situación y que, por sí sola, no indica que deba finalizarse la gestación. Existen distintas posibilidades o protocolos de actuación frente a estas situaciones. Tu ginecólogo valorará la opción más correcta para ti, si te encuentras en esta situación. Puede estar indicada la finalización de la gestación en la semana 40, entre la 41 y la 42, haciendo un seguimiento más estrecho durante esta semana, o terminar el embarazo en la semana 42. Debes conocer que no existe una fecha, un día en concreto para acabar con la gestación, sino que depende de las diferencias individuales de cada mujer.
 

 
Natalben: El Embarazo y tus dudas

Blog del embarazo

Sobre el blog
 

El blog de Las dudas de mi espera, surge de las inquietudes y preocupaciones de todas aquellas gestantes que acuden a nuestras consultas. Son todas ellas y todas vosotras las creadoras de esta plataforma de información, desarrollada con el único fin de ayudar a las futuras mamas que quieren hacer de su espera un momento lleno de felicidad y tranquilidad.

 
Sobre las autoras

Las ginecólogas Miriam de la Puente y Diana Cuenca trabajan en el servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico San Carlos (Madrid). Apasionadas de las nuevas tecnologías, apuestan por la información médica especializada en internet.

Ginecólogas del blog del embarazo
 
Twitter
Facebook