Hierro durante el embarazo, ¿sí o no?

Durante el embarazo existen muchas dudas sobre la necesidad o no de suplementar la alimentación con vitaminas y minerales esenciales. Hemos comentado en múltiples ocasiones lo importante que es una alimentación equilibrada y sana durante este periodo, así como la toma de suplementos vitamínicos que ayudan a un desarrollo óptimo del futuro bebé y a mantener el buenas condiciones el estado de la madre durante el embarazo y facilitar la recuperación tras el parto.

El embarazo es una situación donde aumentan las necesidades de proteínas, minerales y vitaminas. El hierro es un mineral extremadamente importante para mantener un nivel normal de hemoglobina materno como para la formación de la propia sangre fetal durante este periodo y que por lo tanto es recomendable suplementar. Muchas mujeres comienzan con síntomas en el embarazo como cansancio extremo, sobre todo al realizar ejercicio físico en su gestación, que puede estar asociado a presentar un estado de anemia.

Embarazada con déficit de hierro
A partir del segundo trimestre de embarazo puede existir un balance negativo entre la ingesta de hierro y la cantidad y hierro consumida por el organismo para el metabolismo materno y el desarrollo fetal. Esto conlleva un déficit de hierro que genera glóbulos rojos más pequeños y con escasa cantidad de hemoglobina en su interior.

El primer efecto de este balance negativo es la disminución de los depósitos de hierro o ferritina. Posteriormente, si estos depósitos se mantienen bajos de forma prolongada, se generará una anemia ferropénica o por déficit de hierro. En el mundo, hasta un 22 por ciento de todas las mujeres gestantes tienen este diagnóstico.

¿A partir de qué nivel de hemoglobina una embarazada se dice que una embarazada tiene anemia? Los niveles de hemoglobina para una mujer embarazada y otra mujer no gestante no son los mismos. Dado que durante el segundo trimestre de embarazo muchas mujeres presentan aumento del contenido de líquidos, se produce "dilución" de la sangre, y por lo tanto disminuye de forma fisiológica los niveles de hemoglobina. No se considera que una mujer tiene anemia hasta que los niveles bajan por debajo de 12g/dL en el primer y tercer trimestre de embarazo y por debajo de 10.5 g/dL en el segundo trimestre.

Clave: dar con el hierro que te sienta mejor
El suplemento con hierro durante la gestación tiene el objetivo de mantener estos niveles en rango normal. Se aconseja un suplemento de al menos 30 mg/día en mujeres embarazadas y con 15mg/día en mujeres que están dando lactancia materna.

El problema de los suplementos de hierro durante el embarazo se basa en los efectos secundarios. Este tipo de suplementos producen con frecuencia efectos secundarios no deseables como ardor de estómago, estreñimiento, o diarrea. En estos casos, debes consultar a tu obstetra para cambiar a otro tipo de suplemento que no te genere estos problemas antes de suspenderlo, ya que los beneficios de este tratamiento son muy amplios y necesarios. Recuerda: toma tus suplementos del embarazo, mantente sana y mantén una dieta equilibrada, para lograr un embarazo sano y una buena recuperación posparto.

 
Natalben: El Embarazo y tus dudas

Blog del embarazo

Sobre el blog
 

El blog de Las dudas de mi espera, surge de las inquietudes y preocupaciones de todas aquellas gestantes que acuden a nuestras consultas. Son todas ellas y todas vosotras las creadoras de esta plataforma de información, desarrollada con el único fin de ayudar a las futuras mamas que quieren hacer de su espera un momento lleno de felicidad y tranquilidad.

 
Sobre las autoras

Las ginecólogas Miriam de la Puente y Diana Cuenca trabajan en el servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico San Carlos (Madrid). Apasionadas de las nuevas tecnologías, apuestan por la información médica especializada en internet.

Ginecólogas del blog del embarazo
 
Twitter
Facebook