Me duelen los riñones: cómo tratar y prevenir el lumbago

 

Una de las quejas más frecuentes de las mujeres embarazadas en consulta es el dolor de espalda y principalmente el que se concentra en la parte baja de la misma, refiriéndose a él como lumbago o dolor de riñones.

La columna vertebral es la estructura que permite mantener la estabilidad del organismo tanto en reposo como en movimiento. Está formada por 33 vértebras que se dividen en distintos segmentos: cervical, torácica, lumbar, sacra y cóccigea. En la mujer embarazada, la mayoría de las molestias de espalda se van a referir a las tres últimas porciones.

La columna normal presenta una alineación si la miramos de frente o desde atrás, pero al observarla de forma lateral, en el plano sagital, podemos observar sus curvas fisiológicas. Estas curvas normales, son fundamentales para mantener el organismo erguido y facilitar su flexibilidad y desplazamiento. Estas curvaturas se pueden denominar lordosis si la concavidad es posterior, y cifosis cuando la concavidad es anterior, la famosa joroba.

Durante el embarazo se produce un aumento progresivo del peso que debe soportar el organismo, aumentando principalmente el contenido uterino en el abdomen, por lo que se va a modificar el centro de gravedad del organismo hacia la parte anterior del mismo. Para mantener el equilibrio, la columna debe de modificar su estática y para ello se produce una magnificación de la lordosis lumbar. El aumento de esta curva de la espalda se produce de forma progresiva, principalmente en el último trimestre de gestación, adecuándose al aumento del tamaño uterino y del abdomen. Esta lordosis va a provocar un dolor a nivel de la zona lumbar e incluso, si es muy marcada, producir una compresión de la raíz de los nervios al salir de la médula espinal, produciendo un dolor neurológico a ese nivel, la más frecuente, la famosa afectación del nervio ciático.

Consejos para luchar contra el lumbago
Esta lordosis no se puede evitar, sino que tenemos que prevenir el dolor que puede causar. Para ello, la embarazada se le debe seguir ciertos consejos para prevenir y mejorar el dolor de espalda.

  • Hay que evitar mantenerse de pie tiempo prolongado con los pies juntos, es preferible mantener una separación de los pies igual a la anchura de sus caderas. Lo recomendable es mantener uno de los pies algo elevado, de forma alternativa.
  • Cuando la embarazada se siente, lo recomendable es mantener la espalda recta, evitando colocar cojines en la espalda, ya que empeorarían las molestias al aumentar la lordosis. Lo ideal sería emplear una silla de respaldo recto y alto, manteniendo los pies algo elevados ya sea en un reposa-pies, cojín, un pequeño banco, etc. De este modo, corregimos esta lordosis que provoca las molestias.
  • Durante el descanso nocturno, la posición más recomendada es dormir sobre el lado izquierdo, con las piernas flexionadas y las rodillas también (en posición fetal), con una almohada entre las rodillas y otra bajo la cabeza, de forma que se corrija de este modo la lordosis lumbar manteniendo la columna recta.
  • Una vez establecido el dolor puede emplearse paracetamol como analgésico, ya que es un fármaco seguro durante el embarazo.
  • El reposo no es recomendable ya que puede empeorar el dolor cuando se prolonga más de 48 horas, al afectar a la flexibilidad de la columna vertebral
  • La fisioterapia y la gimnasia acuática suponen los tratamientos más efectivos cuando el dolor lumbar se ha establecido y las medidas preventivas han fracasado. Si es tu caso anímate a realizar ejercicios en el agua, mucho más cómodos para las embarazadas, que te divertirán, te harán sentir más confortable y disminuirán tus molestias.
 
Natalben: El Embarazo y tus dudas

Blog del embarazo

Sobre el blog
 

El blog de Las dudas de mi espera, surge de las inquietudes y preocupaciones de todas aquellas gestantes que acuden a nuestras consultas. Son todas ellas y todas vosotras las creadoras de esta plataforma de información, desarrollada con el único fin de ayudar a las futuras mamas que quieren hacer de su espera un momento lleno de felicidad y tranquilidad.

 
Sobre las autoras

Las ginecólogas Miriam de la Puente y Diana Cuenca trabajan en el servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico San Carlos (Madrid). Apasionadas de las nuevas tecnologías, apuestan por la información médica especializada en internet.

Ginecólogas del blog del embarazo
 
Twitter
Facebook