Qué es un embarazo ectópico

La mujer precisa la rápida extracción del embrión

Un embarazo ectópico se produce cuando el feto se desarrolla fuera del útero y da lugar a una gestación que físicamente no puede progresar.

Inmediatamente después de que el espermatozoide fecunde al óvulo, hecho que se produce en la trompa de Falopio -en el área más ancha y cercana al ovario- se suceden toda una serie de transformaciones que detallamos a continuación.
 
Embarazo ectópico

Cómo se produce un embarazo ectópico


El cigoto debe viajar desde la trompa de Falopio hasta el útero, el lugar idóneo para anidar. Ese viaje ocurre porque la trompa se mueve, ya que el cigoto es inmóvil. En ocasiones, éste no consigue llegar al útero y se implanta en otros órganos:
 
  • En las trompas de Falopio.
  • En un ovario.
  • En el cuello uterino, si el embrión recorre más camino del debido.
  • Incluso en la cavidad abdominal
Por eso no es correcto hablar de embarazo extrauterino, sino de ectópico, ya que el embrión se puede implantar en el mismo cuello del útero. Aunque en la mayoría de los casos, el embarazo ectópico suele producirse en las trompas de Falopio.
 
Tratamiento embarazo ectópico

Embarazo ectópico: signos de alarma

Las consecuencias de un embarazo ectópico suelen ser desastrosas para la embarazada. Al crecer el embrión, cuando alcanza los 3 o 4 centímetros, rompe la trompa, el ovario o el cuello uterino, provocando una fuerte hemorragia, que puede poner en peligro la vida de la madre; en ese momento también se produce un aborto espontáneo.

Sin embargo, hasta que la exploración ecográfica vaginal confirma que el embrión no está bien implantado, los primeros síntomas de un embarazo ectópico pueden ser similares a los de una gestación normal. Sí que puede ser revelador un aumento anormal de la hormona GCH ( gonadotropina coriónica humana) en sangre.
 

Por qué se produce la mala implantación de embrión


Las causas de la mala implantación en un embarazo ectópico son variadas, a veces, desconocidas Entre los posibles motivos que impiden una anidación del embrión en el útero está la obstrucción de las trompas de Falopio, provocada por infecciones que a veces la mujer ha pasado sin darse cuenta. Otras posibles causas son:
 
  • Que la mujer tenga unas trompas demasiado largas y tortuosas o, por el contrario, muy pequeñas.
  • Que el embarazo se produzca por técnicas de reproducción asistida.
  • Que exista exposición fetal a una hormona sintética llamada dietilestilbestrol.
  • Que la mujer se quede embarazada a pesar de llevar insertado un dispositivo intrauterino (DIU).
  • Otros factores de riesgo son ser mayor de 35 años, padecer endometriosis o tener antecedentes de embarazos ectópicos.
Ángela del Tío