Ecografía
embarazo semana 12

 

Ecografía embarazo semana 12 gemelos

Ecografía de gemelos de 12 semanas en bolsas diferentes
 
 
Ecografía 2d embarazo semana 12 gemelos
 
Ecografía 2D y 3D de gemelos de 11 semanas en planos diferentes
 
 



 

Semana 9 de embarazo gemelar monocorial

Control de gestación gemelar en el primer trimestre

 
Ésta suele ser la primera visita con tu tocólogo. Te abrirán una historia clínica donde se recogerán tus antecedentes personales médicos y quirúrgicos, hábitos tóxicos (alcohol y/o tabaco), y posibles alergias, fundamentalmente a medicamentos. También se recogerán  en la historia los antecedentes familiares sobre todo de hipertensión,  diabetes o de algún tipo de cáncer en tu familia. Te preguntarán sobre antecedentes de niños con malformaciones, síndromes genéticos o retraso mental tanto en tu familia como en la de tu pareja. También te preguntarán tus antecedentes ginecológicos y obstéricos como edad de la primera menstruación, tipo de reglas, abortos previos y embarazos previos. Es importante que le cuentes a tu tocólogo cómo fueron tus embarazos anteriores, por si hubieses tenido alguna complicación como amenaza de aborto, amenaza de parto prematuro, diabetes gestacional, hipertensión o preeclampsia. También te preguntará por tus partos, en qué semanas se produjeron, si fueron espontáneos o inducidos, si fueron cesáreas, con fórceps o ventosas. Es importante recoger en la historia el sexo y el peso del bebé, y si tuvo alguna complicación. Gemelos monocoriales biamnioticos
 
En el caso de las gestaciones múltiples, es de suma importancia saber si ha sido una gestación espontánea o conseguida mediante técnicas de reproducción asistida. En este último caso, hay que verificar si ha sido inseminación artificial, fecundación in vitro (FIV) o inyección intracitoplasmática (ICSI). También, si ha sido con semen y ovocitos propios o de donante. En el caso de ser donación de ovocitos, hay que recoger en la historia la edad de la donante así como su grupo sanguíneo y Rh. Asimismo es importante saber si ha sido con embriones congelados o no en los casos de ICSI y FIV.

 

     
  La primera ecografía  
     
  En esta primera consulta te deben hacer la primera ecografía para establecer si es una gestación gemelar y el tipo de gemelaridad, determinando el número de placentas y de bolsas. La ecografía no hace falta que la realicen con sonda vaginal pues en estas semanas de gestación, si no estás muy obesa, se pueden ver perfectamente ambos embriones, sus bolsas, sus placentas y sus vesículas vitelinas. Pero lo más importante de la ecografía es confirmar que existe latido cardiaco en ambos embriones.

La ecografía es el mejor método, no sólo para diagnosticar una gestación gemelar, sino también para catalogarla y especificar su corionicidad (número de placentas) y su amniocidad (número de bolsas). Por tanto, siempre que una gestante esté embarazada de dos embriones, no nos debemos conformar con señalar que es una gestación gemelar, sino que es imprescindible indicar si es bi o monocorial y si es bi o monoaminotica, ya  tanto que el pronóstico como el control del embarazo son distintos.
 
       


 

Gemelos y técnicas de reproducción asistida

 
Las pacientes que han conseguido su gestación mediante técnicas de reproducción asistida ya saben que tienen más probabilidades de tener una gestación gemelar, sobre todo si les han transferido dos embriones como en los casos de FIV-ICSI. Pero no siempre que se transfieren dos embriones se consigue una gestación gemelar, sino que a veces sólo un embrión llega a implantarse. En principio, toda gestante a la que le hayan transferido dos embriones, los dos se implanten bien y tengan latido, va a tener una gestación gemelar bicorial biamniótica (dos placentas y dos bolsas). Pero hay casos descritos en los que al transferir dos embriones, uno no sigue adelante y el otro se divide en dos, dando lugar a una gestación gemelar monocorial biamniótica (una placenta y dos bolsas).
 
La mujer que se queda embarazada espontáneamente de gemelos es a la que debe realizarse una primera ecografía más cuidadosa para determinar de forma certera la corionicidad (número de placentas) y la amniocidad (número de bolsas). El momento idóneo para ello es durante el primer trimestre o al principio del segundo trimestre, ya que en el tercer trimestre la visualización de las membranas es más difícil, así como el número de placentas.
 
 
 

Ecografía de gemelos monocoriales en la semana 9

 
El signo ecográfico que identifica la gestación monocorial es el signo de la "T", que se refiere al ángulo de 90º que forma la fina membrana interfetal con la placenta. La presencia del signo "T" tiene una sensibilidad muy alta para el diagnóstico de la gestación monocorial (una sola placenta).
 
La amniocidad o el número de bolsas en la gestación monocorial se debe realizar en la primera ecografía. A partir de la semana 8 de gestación, la cavidad amniótica aumenta de tamaño como resultado del incremento de líquido amniótico, lo que permite una mejor visualización del saco amniótico.
 
 
     
  Probablemente en estas semanas de gestación te encontrarás con náuseas y con vómitos. Debes saber que las gestaciones gemelares presentan síntomas más floridos que los embarazos de un solo bebé. Por eso también las náuseas, y muchas veces los vómitos, son constantes durante todo el día, especialmente por la mañana. Además, muchas de vosotras, las que os habéis sometido a técnicas de reproducción asistida como la inseminación artificial o la fecundación in vitro, estaréis en estas semanas con tratamiento de progesterona micronizada vaginal u oral, lo que incrementa las náuseas. Para paliarlas, evita tomar líquidos a primera hora de la mañana. Ingiere galletas incluso antes de incorporarte de la cama. Puedes comprarte también galletas de gengibre  y tomarlas a lo largo del día. Las bebidas de cola a pequeños sorbitos pueden disminuir la sensación de náusea.  
     
 
Generalmente, las náuseas suelen ir disminuyendo  conforme avanzan las semanas, pero en los primeros meses de un embarazo de gemelos pueden reducir bastante la calidad de vida de la embarazada.
 
 

Sangrado en la gestación gemelar

 
El manchado en estas semanas también es algo muy frecuente. Casi la mitad de las embarazadas de gemelos sangran en el primer trimestre. Si el sangrado es mayor que una regla, deberás acudir a urgencias para que te valore un ginecólogo. Muchas veces este sangrado se debe a la hemorragia de implantación y ocurre muy precozmente. Otras veces te confirmarán la presencia de uno o múltiples hematomas que se sitúan detrás de la placenta o entre ambas bolsas en la ecografía.
 
A veces, la presencia de hematomas retrocoriales son hallazgos casuales que te diagnosticarán en la ecografía sin que tu hayas tenido ninguna hemorragia. Tanto si has sangrado, como si el diagnóstico ha sido ecográfico sin síntomas, deberás hacer un poco de reposo. Si el sangrado es muy copioso, debes hacer reposo absoluto llevando una vida de cama-sillón, sillón-cama. Y si existe hematoma pero no ha habido sangrado, deberás hacer un reposo relativo evitando grandes esfuerzos y limitando tu actividad diaria. En ambos casos, se recomienda la abstinencia sexual, ya que durante las relaciones sexuales puede aumentar el sangrado. A veces, se os puede prescribir la aplicación de óvulos de progesterona micronizada para intentar disminuir la posibilidad de aborto. Estos óvulos debes introducirlos  mojados en agua en la vagina, bien por la mañana o bien  por la noche (según te indique tu médico) hasta que se confirme  en la ecografía que ha desparecido el hematoma.   Sangrado en la gestación gemelar
 
Notarás cierto dolor abdominal, como si te fuese a bajar la regla. Es un signo normal de las primeras semanas de la  gestación. Se debe al crecimiento del útero en tu interior y a la posible ingurgitación del mismo. Si el dolor es muy intenso, puedes tomar un paracetamol.
 
La tensión mamaria y el aumento de las mismas es un signo muy frecuente. Incluso alguna de vosotras puede empezar a segregar leche por los pezones sin que eso suponga nada raro. El cansancio y el sueño suelen ser dos constantes en estas primeras semanas de la gestación, en parte debido al aumento de la progesterona.
 
En mucho centros ginecológicos, en esta semana pueden solicitar que te hagas los análisis del primer trimestre junto con los marcadores bioquímicos del cribado combinado (ßHCG y la P-APPA ).
 
Además, en esta primera visita te pedirán la analítica del primer trimestre que incluye un hemograma, pruebas de coagulación, bioquímica, perfil férrico, hormonas tiroideas, grupo sanguíneo, Rh y anticuerpos irregulares, un cultivo de orina y la serología completa que incluye toxoplasmosis, VIH, hepatitis B, hepatitis C, sífilis, rubéola y opcionalmente citomegalovirus.
 
La detección de la ßHCG y la P-APPA  para el screening de síndrome de Down debe realizarse entre las semanas 9 y 11. Estos marcadores nos van a plantear un pequeño problema, ya que ambos fetos van a contribuir a la producción de los mismos y no se va a poder saber la cantidad que produce cada uno. Lo que se hace es ajustar los valores analíticos a unos valores específicos para gestaciones gemelares. Si embargo, la tasa de detección de síndrome de Down, si sólo tuviésemos en cuenta estos marcadores bioquímicos, es menor que en las gestaciones únicas.
 

 

Los kilos que puede ganar una gestante múltiple

 
En esta visita te pesarán, te medirán y te tomarán la tensión arterial. Con la talla y el peso, determinarán el índice de masa corporal (IMC) que es la relación entre el peso y la talla al cuadrado (Kg/m2). Con este IMC, deberán aconsejarte sobre los kilos que debes ganar a lo largo del embarazo, que siempre serán más que en una gestación única.

 

   
   
  La embarazada de gemelos y su peso ideal
   
  La gestante múltiple debe ganar peso en función de
  su índice de masa corporal (IMC)
   
  •  Indice de masa corporal
     


 

El peso que debe ganar la embarazada de gemelos durante el embarazo depende de su índice de masa corporal (IMC) que es la relación entre el peso expresado en Kg y la talla en m2 (Kg/m2), por lo que a toda gestante se le debe pesar y tallar en la primera visita al tocólogo con el fin de poder recomendarle el peso total que debe ganar en todo el embarazo.
 

Vitaminas y minerales para la embarazada de gemelos

 
En esta primera visita te aconsejarán la toma de un complejo multivitamínico que tenga yodo, ácido fólico, vitamina B12 y Omega-3. Como las necesidades de ácido fólico en una gestación gemelar son mayores que en una gestación única y los complejos multivitamínicos no tienen suficiente dosis, te recetarán un suplemento de ácido fólico extra.
 
Una dieta adecuada y una suplementación con vitaminas y minerales, debería incluirse en las recomendaciones de las gestaciones gemelares. El aporte de ácido fólico y hierro son necesarios en todas gestante con gestación gemelar.
 

Dra. María de la Calle Fernández-Miranda
Responsable de la Consulta de Embarazos Múltiples
Unidad de Tocología de Alto Riesgo del Servicio de Obstetricia del Hospital La Paz (Madrid)