Señales y síntomas de que el parto está cerca

Dolores pélvicos, contracciones, tapón mucoso...

En las últimas semanas del embarazo, nuestro cuerpo y nuestra mente se empiezan a preparar para el parto. Empezamos a notar sensaciones, señales, síntomas nuevos que, aunque no son definitivos en cuanto al momento exacto en que el parto va a comenzar, sí nos indican que se va acercando esa anhelada fecha.

A partir del tercer trimestre de gestación, empezaremos a notar las llamadas contracciones de Braxton Hicks. Son sensaciones extrañas: notaremos que la tripita se pone tensa y dura. No son contracciones dolorosas ni intensas ni regulares. Al principio las notaremos de forma aislada y puntual; puede que las confundamos con movimientos del bebé. Pero al final del embarazo se harán mas frecuentes y molestas, incluso, a veces, podemos confundirlas con el comienzo del parto.

Signos del preparto

Todos los signos del preparto

  • Expulsión del tapón mucoso. Durante los primeros instantes del embarazo el cuello del útero se cierra toralmente, se alarga y en su interior se forma una mucosidad muy espesa. El objetivo de estos cambios es defender el interior del útero de cualquier germen. Llegado el final del embarazo, el cuello uterino se ablanda y se hace mas corto, dejando caer esa mucosidad "defensiva" que se había formado. Este fenómeno se conoce como expulsión del tapón mucoso. Podemos perderlo poco a poco, de forma que no nos daremos cuenta, o puede que notemos la expulsión de una cantidad importante de mucosidad. En cualquier caso, no supone un aviso de parto inminente. Puede pasar bastante tiempo hasta que el parto arranque de verdad.
  • Molestias pélvicas. Durante las últimas semanas de embarazo, el bebé baja en el abdomen de la mamá y apoya su cabecita en nuestra pelvis. Esto supone que notemos mas molestias en esa zona, puede que incluso, nos cueste andar y tengamos una gran sensación de presión en la zona del pubis.
  • Fatiga. Nuestro bebé ya pesa bastante y nuestro cuerpo al final del embarazo se encuentra muy sobrecargado y cansado de todas las semanas de gestación. Estaremos muy cansadas y nos fatigaremos con facilidad. Procura no hacer ejercicio muy intenso y descansa lo que necesites.
  • Notas al bebé de forma diferente. Nuestro bebé se ha hecho grande y casi no cabe en su "casita". Aunque se mueve, lo hace de diferente manera. Ya no notamos saltos y patadas vigorosas, sino movimientos mas lentos y fuertes, como estiramientos del bebé dentro de nuestro cuerpo. Pero recuerda: si no notas moverse al bebé no estamos ante una situación normal y debes acudir a consultar siempre.
  •  Síndrome del nido. Es el famoso síndrome del que, seguro hemos oído hablar en muchas ocasiones. Al final del embarazo la futura mamá necesita ver todo a su alrededor limpio y preparado para recibir a su bebé. Así que puede que pase gran parte del tiempo limpiando o preparando el cuarto del bebé, ordenando sus cosas o comprando todo lo que considera imprescindible.

 

síntomas de parto

  • Sueños extraños. Aunque, de forma consciente, no pensemos mucho en el momento del parto, nuestra mente si que lo tiene muy presente, así que durante el sueño todo el temor que tenemos a lo desconocido, cómo el parto o cómo será nuestro bebé, que todo salga bien, nuestra mente lo reflejará en nuestros sueños. Tendremos sueños raros y algo inquietantes, relacionados con el parto o con el bebé.
  • Dificultad para dormir. Al final del embarazo notamos que cada vez nos cuesta más descansar correctamente. El bebé pesa mucho y no encontramos la postura adecuada: unas veces porque no estamos cómodas y otras porque quien no está cómodo es el bebé. Según la postura que adoptemos, el pequeño no para de moverse y dar patadas. En las semanas previas al parto lo notaremos aún más.

Todos estos síntomas se intensifican los días previos al parto. Las contracciones son cada vez mas frecuentes y molestas, dormimos poco y con muchos sueños extraños. Nos encontramos más molestas en todos los sentidos. Ya queda poco, nuestro cuerpo se prepara para dar a luz. Descansa cuanto puedas, da paseos tranquilos y evita realizar trabajos intensos o de gran fuerza. ¡Hay que guardar energías para el gran momento!

Natividad García
Matrona