Cómo deben viajar los niños en el coche

Consejos de seguridad vial infantil

Viajar en coche requiere unas medidas de seguridad específicas para bebés y niños, que son especialmente vulnerables en los accidentes de tráfico. Repasamos la normativa de seguridad vial infantil y los consejos de los expertos

Cada año 700 niños pierden la vida en las carreteras europeas y cerca de 80.000 sufren heridas en accidentes de tráfico.De la misma manera que los adultos viajan en coche con el cinturón de seguridad abrochado, los bebés y los niños deben ir correctamente sentados en un sistema de retención infantil (SRI) adecuado a su peso y a su talla. El uso de estos SRI, es decir, las sillas para el automóvil, reduce en un 75% las muertes infantiles y en un 90% las lesiones, según estimaciones de la Dirección General de Tráfico (DGT)

Por eso, nunca hay que viajar en coche con los niños en brazos ni sujetarlos con los cinturones de seguridad de los adultos. Ni tan siquiera a la salida del hospital tras su nacimiento. De hecho, entre los objetos de la canastilla, que la madre debe llevar a la maternidad cuando vaya a dar a luz debe incluirse la sillita para el automóvil. 

¿Cómo escoger la sillita infantil?


Cómo debe viajar el niño en el coche

  • Antes de elegir la sillita en la que va a viajar nuestro hijo, es aconsejable informarse de los productos que hay en el mercado, conocer los resultados de las pruebas de seguridad que han pasado, comprobar si nuestro vehículo tiene anclajes Isofix y fijarse en que la silla sea adecuada a las necesidades del niños y, sobre todo, a su altura y peso.
  • Hay que comprar siempre una silla homologada, lo que puede comprobarse en la etiqueta situada en la parte posterior. No se aconsejan las sillas de segunda mano, explican los expertos, porque restan seguridad y normalmente no conservan las especificaciones del fabricante.
  • Al instalar la sillita deben seguirse escrupulosamente las instrucciones del fabricante. Después habrá que comprobar que queda bien sujeta, sin balanceos. Si se instala con el cinturón de seguridad, hay que tener cuidado en eliminar las holguras y conseguir que la cinta quede tensa. Si se fija con el sistema Isofix, hay que comprobar los testigos de instalación correcta y utilizar el tercer punto de anclaje (top Tether o tercera pata de apoyo).
  • El sistema Isofix es el sistema de anclaje más recomendado y seguro porque reduce la probabilidad de que el asiento se coloque de forma incorrecta. Cuenta con tres puntos de sujeción, dos en el respaldo del asiento y otro punto de anclaje en la parte trasera o una pata de apoyo que va de la silla al suelo del vehículo.

Dónde coloco la sillita de seguridad

  • Siempre debe ir en el asiento trasero. Nunca en el delantero (hoy está prohibido que se instalen en el asiento del copiloto).
  • El lugar más seguro donde instalar la silla es el asiento trasero central.

Novedades en seguridad vial infantil durante 2017


En 2017 entró en vigor la nueva normativa ‘i-Size’ en materia de seguridad infantil. Las principales novedades son:

  • Los niños que midan menos de 125 cm tendrán que viajar con un elevador con respaldo, para que el niño quede completamente sujeto por los hombros. Hasta entonces, el respaldo no era obligatorio, aunque la Dirección General de Tráfico (DGT) recomendaba usarlo.
  • Amplía el tiempo de viaje del niño en sentido contrario a la marcha hasta los 15 meses como mínimo.
  • Según esta normativa, los menores con altura igual o inferior a 135 cm deberán utilizar siempre un sistema de retención homologado y adaptado a su altura y peso siempre en los asientos posteriores del vehículo.

¿Qué silla infantil necesito?


Estos son los diferentes grupos de sillitas que hay y sus características según la normativa ECE R44/04 (que aún sigue en vigor):

  • Grupo 0 y 0+. Desde recién nacidos hasta 13 kg aproximadamente. Estas sillas deben usarse siempre en sentido contrario a la marcha para ofrecer mayor protección de cabeza, cuello y columna. Debemos cambiar de silla cuando el niño supere 13 kg o su cabeza sobresalga del respaldo. Cuando se usen capazos, deben colocarse en los asientos posteriores, en posición transversal a la marcha y con la cabeza del bebé situada en la parte central de vehículo.
  • Grupo 1. De 9 a 18 kg aproximadamente. La silla debe instalarse antes de sentar al bebé siguiendo las instrucciones de anclaje específicas. Se fija al asiento mediante el cinturón de seguridad o el sistema Isofix. Una vez fijada, hay que comprobar que está anclada firmemente. El niño queda sujeto mediante un arnés de cinco puntos que debe ir bien ajustado al cuerpo, sin holguras. Hay que evitar que el niño saque algún brazo o suelte algún agarre, ya que el sistema de sujeción perderá su efectividad.
  • Grupo 2 y 3. De 15 a 36 kg aproximadamente. Se corresponde con los asientos elevadores. Deben usarse con respaldo. La banda diagonal del cinturón debe pasar por encima de la clavícula y sobre el hombro sin tocar el cuello y la banda horizontal debe estar sobre caderas y muslos, nunca sobre el estómago.
  • Los menores de 12 años que midan 135 cm o más podrán usar los cinturones de seguridad del propio vehículo. No obstante, hasta que midan 150 cm es recomendable que sigan usando un sistema de retención infantil homologado a su altura y peso. La banda diagonal del cinturón debe pasar por la clavícula, sobre el hombro y pegada al pecho. La banda horizontal debe quedar lo más baja posible, sobre la cadera. Si la banda del hombro toca el cuello o pasa bajo el mentón del niño,  deberá seguir usando un asiento elevador.

Pero la nueva normativa ‘i-Size’ establece nuevos grupos de sillas infantiles según la talla del niño:

  • Sillas 45-75 cm. Indicadas para bebés de hasta doce meses, aproximadamente. Tiene un anclaje Isofix, con varios arneses que sujetan al bebé. Deben ir colocadas el asiento trasero, en sentido contrario a la marcha.
  • Sillas 75-105 cm. Preparadas para niños entre los seis meses y los 4 años. También cuentan con anclaje Isofix y arneses que se encajan en el respaldo del asiento del vehículo.

Reglas de oro para viajar con niños

La DGT recomienda a los padres dar ejemplo, aprovechando que durante la infancia gran parte del aprendizaje se adquiere observando la conducta y los gestos de los padres. Tráfico resume en seis puntos las principales claves de la seguridad vial infantil:

  • Utiliza siempre los sistemas de retención, desde el embarazo, en su primer viaje en coche a la salida del hospital y hasta que el niño mida al menos 135 cm, aunque es aconsejable que hasta 150 cm utilice silla con respaldo antes de pasar al cinturón del vehículo.
  • Coloca la sillita el mayor tiempo posible en sentido contrario a la marcha.
  • Usa siempre un Sistema de Retención Infantil adecuado a la altura y el peso del niño.
  • Asegúrate de que la silla está bien anclada al vehículo y que el niño va bien colocado y sujeto.
  • Vigila los trayectos cortos, es donde se producen un mayor número de accidentes y errores de colocación.
  • Da ejemplo a tu hijo, ponte el cinturón de seguridad en todos tus viajes en coche.

 

Dori Delgado