¿Cómo sé si tengo suficiente leche para mi bebé?

Formas de saber si tu hijo ha comido bien

Uno de los grandes mitos sobre la lactancia materna es que muchas madres "no tienen suficiente leche" para su bebé o que ésta "no les alimenta". Antes de dar por buenas estas afirmaciones, te invitamos a que leas esta página para averiguar lo que te puede estar sucediendo.

Cómo sé si tengo suficiente leche materna

La lactancia materna suele ser una fuente inagotable de dudas para los padres, sobre todo cuando se trata del primer hijo. A lo largo de la historia la lactancia ha evolucionado y según el momento, ha sido mejor o peor vista, creándose a su alrededor todo tipo de mitos que se suelen transmitir una y otra vez.

Resulta bastante difícil aclararlos... Uno de estos mitos es la cantidad de leche que toma nuestro bebé. No faltará en nuestro entorno alguien que nos diga que no tenemos la suficiente leche para el bebé o incluso que nuestra leche no es lo suficientemente buena.

Cómo se produce la leche materna

Cuando el nace el bebé y expulsamos la placenta nuestras hormonas empiezan a cambiar de nuevo. Los niveles de progesterona, hormona que cuida de que el embarazo se desarrolle normalmente, empieza a descender progresivamente y paralelamente comienzan a elevarse los niveles de prolactina, hormona encargada de estimular la producción de leche:

  • En un principio la mama secreta calostro, una leche rica en proteínas, sales minerales y en inmunoglobulinas, aunque pobre en grasa, que cubre todas las necesidades del bebé los primeros días. 
  • A partir de unas 72 horas del parto el calostro comienza a cambiar su composición y a transformarse en leche de transición.
  • Hacia el 14/15 día posparto aparece la llamada leche madura.

Cuántas tomas necesita el bebé

Las necesidades reales de un recién nacido, son entre 8 y 12 tomas al día. Insistiendo en que realice un buen vaciado, al menos, de uno de los dos pechos. Esto es una tarea que el bebé tarda bastante en realizar, acaba de nacer y se agota con facilidad, así que necesita descansar bastante a lo largo de la toma. No hay que limitar el tiempo que dura la toma, solo hay que estar pendiente de que, después de los descansos, el bebé succione y no se quede dormido al pecho sin comer.

Lactancia materna y agarre correcto del bebé

Cómo es el estómago del recién nacido

Aunque pensamos que el recién nacido debe comer mucha cantidad de leche, lo cierto es que la capacidad de su estómago es muy pequeña. Te ofrecemos una comparación para entender bien las necesidades en cada toma:

  • Primer día de vida tiene el tamaño de una cereza (5-7 ml)
  • Hacia el 3º día tiene el tamaño de una nuez (27-30 ml)
  • Hacia el 7º día tiene el tamaño de una ciruela (45-60 ml)
  • El primer mes es como un huevo (80-150 ml)

Los primeros días de vida del bebé la capacidad del estómago es muy pequeña. Por eso tiene que hacer muchas más tomas al día, poco a poco, según el estómago va aumentando su capacidad el bebé irá espaciando las tomas.

Formas de medir la leche que toma el bebé

Hay varios métodos que intentan medir la cantidad de leche que el bebé ingiere en cada toma, ninguno es exacto y todos se han dejado de utilizar por no ser de ayuda y más bien, confundir a los padres y a los profesionales. No existe ningún método que sea capaz de medir de forma fiable lo que come un bebé en cada toma: el único capaz de vaciar de forma correcta el pecho de su madre es el bebé:

  • La mejor forma de confirmar que el bebé come lo suficiente es comprobando que moja los pañales y hace deposiciones.
  • También podemos fijarnos en su forma de comer, un bebé que está comiendo correctamente mueve la mandíbula al succionar (lo comprobamos porque se mueve el lóbulo de la oreja cuando succiona) y posiblemente oigamos como traga la leche.
  • Un bebé que come lo suficiente se muestra saciado y tranquilo.

Formas de medir que el bebé toma leche materna

Cómo saber que el bebé tiene hambre

Aunque asociamos el llanto con la llamada de atención del bebé cuando necesita comer tenemos que estar atentos a otros signos, que el bebé presenta antes del llanto y que nos indican que está empezando a tener hambre.

  • El bebé mueve la cabeza de un lado a otro “buscando”
  • Abre la boca constantemente
  • Se introduce las manos y los puños en la boca
  • Coloca los labios como si fuera a succionar
  • Si alguien lo tiene en brazos “busca” el pecho y trata de engancharse
  • El bebé chupa intentando succionar a su alrededor
  • Aparece el reflejo de búsqueda (al rozar al bebé en la mejilla mueve la boca hacia la mejilla acariciada con la boca abierta)

 Signos de que el bebé no está comiendo lo suficiente

  • El bebé no gana peso o gana poco
  • Está inquieto y después de la toma no duerme
  • Llora constantemente
  • Moja menos de cinco pañales al día
  • La orina es escasa y muy concentrada
  • Hace deposiciones duras y secas
  • No se le nota saciado después de la tom

Qué hacer si hay signos de que el bebé no come

En estos casos puede que el bebé esté comiendo poco, consulta con tu pediatra y tu matrona para poder aclarar dónde está el problema. Y sobre todo, antes de "tirar la toalla" de tu lactancia materna, consulta a los especialistas y déjate asesorar por grupos de lactancia de tu zona.

 

Natividad García
Matrona del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)