La dieta materna antes del embarazo puede afectar al ADN del bebé

01 Jul 2015

 

La alimentación de la madre antes de la concepción podría ocasionar cambios permanentes en la función de los genes de su hijo, aumentando el riesgo de enfermedades posteriores en el bebé. Es la conclusión de un estudio publicado en la revista científica “Genome Biology”.

Lo que demuestra esta investigación es que, aunque los genes los heredamos de nuestros padres, un factor externo como la dieta de la madre puede desempeñar un papel importante al modificar la expresión de nuestra información genética. ¿Cómo? Por la forma en la que esos genes son expresados y controlados a través de modificaciones epigenéticas del ADN del bebé. Los cambios epigenéticos alteran el proceso de regulación de los genes, su expresión, lo que no implica cambios en la cadena de ADN.

Clave: alimentación materna en la estación seca y en la húmeda

Grupos de investigadores del Medical Research Council (MRC) Unit de Gambia, del Baylor College of Medicine de Houston y del MRC International Nutrition Group al the London School of Hygiene and Tropical Medicine han recogido los resultados de un auténtico “experimento de la naturaleza”. Los expertos han analizado el impacto de la alimentación de mujeres embarazadas de Gambia en ambas estaciones: la lluviosa (más “hambrienta”) y la seca (la de la cosecha).

¿Cómo se desarrolló la investigación?Los expertos estudiaron a 120 mujeres que concibieron sus bebés al comienzo de la época seca o la lluviosa. Para ello, midieron las concentraciones de nutrientes en su sangre. Después analizaron la sangre de sus bebés desde los 2 a los 8 meses de vida. El próximo paso será seguir a estos niños durante años y comprobar cómo afectan los cambios epigenéticos en la expresión de los genes y en su esperanza de vida.

Además, los equipos de investigadores identificaron un único gen, el VTRNA2-1, que desempeña un papel en la respuesta frente a las infecciones virales y protege frente a ciertos cánceres; por ello, su influencia es enorme. El objetivo es ir siguiendo los cambios en la expresión de dicho gen en los dos grupos de bebés. Esto podría ayudar a explicar el porqué de las altas tasas mortalidad por infecciones en gambianos nacidos en las estaciones húmedas. Por tanto, el estudio demuestra que la alimentación de la madre antes y durante la gestación puede afectar a la expresión de del gen el VTRNA2-1 en su bebé.