Embarazada con periodontitis, un riesgo para el bebé

17 May 2019
Embarazada con gingivitis o periodontitis: riesgos y complicaciones

¿Hay que cuidar la salud bucal en el embarazo? Seguramente más que nunca. Según la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA), un 50% de las embarazadas puede padecer gingivitis durante la gestación. Y el 10% de ellas podría desarrollar periodontitis, lo que supone un riesgo claro para la salud del embarazo. Son conclusiones del Informe SEPA-SEGO “Salud bucal en la mujer embarazada”, presentado el pasado 12 de mayo, para celebrar el Día de la Salud Gingival.

A medida que aumenta la gravedad de la enfermedad periodontal, aumentan los riesgos para el feto en desarrollo: parto prematuro, mayor riesgo de preeclampsia o bebé con bajo peso al nacer. ¿Cuándo empezar cuidar la salud bucal? Lo ideal es hacerlo antes y durante toda la gestación.

Cuándo ir al dentista

  • Los expertos aconsejan a la mujer aprovechar la etapa preconceptiva (unas semanas antes de la concepción) para solucionar todas las patologías bucales sin que haya riesgo para el embarazo. Una buena forma de preparar el embarazo es realizar todas las consultas y tratamientos que es más difícil realizar durante la gestación: ciertas vacunas, revisiones médicas y ginecológicas… Y, por supuesto, la visita al dentista.
  •  Si no es posible hacerlo antes, lo lógico es ir al dentista estando ya embarazada y avisando al profesional que nos atiende por si necesita hacernos rayos X o utilizar determinados medicamentos (anestesia) o tratamientos (anlagésicos).
  • Hay que desmontar falsos mitos sobre la salud bucal de la embarazada: ni es normal que sus encías sangren, ni tampoco es cierto que cada embarazo cueste un diente. Ante la pérdida de piezas dentales o sangrados gingivales, se pueden y se deben ofrecer tratamientos a la gestante.

Cómo afecta el embarazo a la salud bucal...

Los cambios hormonales de la gestación influyen en la inflamación de las encías o la aparición de caries.Según los expertos, el embarazo hace que aumente la intensidad de la gingivitis. Otra de las posibles consecuencias es la aparición del llamado granuloma gravídico, que empeora la gingivitis y las caries de la embarazada.

Y la mala salud bucal, al feto

Desde la SEPA se alerta de la posibilidad de transmitir patógenos orales que pueden provocar una infección intrauterina y también producir una enfermedad local como la enfermedad periodontal. El cepillado dental y la visita del odontólogo son imprescindibles para un embarazo sano.

 

Carmen Arnanz
Redactora experta en Salud