Una de cada cinco embarazadas sigue fumando

31 May 2019
El 20,4% de las gestantes consume tabaco en el embarazo

A la vista de los nuevos datos sobre fumadoras embarazadas en España podemos decir que tenemos un gran problema de salud pública: una de cada cinco gestantes sigue fumando, el 20,4%. Es el resultado de un estudio realizado por el Instituto de Salud Carlos III, en el que además participan el Estudio Colaborativo Español de Malformaciones Congénitas (ECEMC), el Instituto de Investigación de Enfermedades Raras (IIER) y el Centro Nacional de Epidemiología.

El informe ha sido presentado coincidiendo con el Día Mundial Sin Tabaco, que se celebra cada 31 de mayo. Los investigadores han contado con la participación de 40.939 mujeres embarazadas, que han demostrado que el porcentaje de mujeres fumadoras en 2016 ascendía al 20,4%, 6 puntos más que la tasa del 14,3% registrada en 1980. La epidemia del tabaquismo durante el embarazo ha crecido en las últimas décadas.

Tabaco y embarazo: datos para reflexionar

  • Un 66% de las gestantes fumadoras mantuvo el consumo de tabaco durante todo el embarazo.
  • Solamente un 22% de las embarazadas con hábito tabáquico lo abandonaron durante el primer trimestre, la fase más delicada del embarazo, ya que se forman los órganos del bebé (organogénesis).
  • La mujeres menores de 30 años que van a tener un bebé son las que muestran una mayor tasa de tabaquismo, el 28,7%. Las gestantes mayores de esa edad fuman en menor proporción: 17,6%.
  • Los datos indican que el mayor nivel educativo protege contra el tabaco: las embarazadas con nivel educativo más bajo son las que más fuman (32,9%) y las que menos, las que tienen estudios superiores (14,4%).

Los expertos que han presentado el estudio recuerdan los perjuicios de la nicotina y del monóxido de carbono para el desarrollo del feto. Por ejemplo, perjudica el suministro de oxígeno al bebé en desarrollo; además, la nicotina atraviesa la barrera placentaria y las concentraciones en el feto pueden ser hasta un 15% superiores que los niveles maternos. Puede acarrear otras complicaciones del embarazo como muerte fetal, parto prematuro, retraso de crecimiento intrauterino o bajo peso fetal.

Recomendaciones para abandonar el tabaco

  • La etapa ideal para dejar de fumar es antes de quedarte embarazada. No olvides que reduce la fertilidad desde el primer cigarro al interferir en el desarrollo de los gametos o células sexuales.
  • Si no puedes hacerlo antes, pide ayuda para que tu médico te oriente sobre las terapias y fármacos que puedes tomar, dado tu estado.
  • Pide ayuda psicológica para completar tu tratamiento: la adicción al tabaco es muy poderosa.
  • Reduce progresivamente el consumo de tabaco.
  • Evita en lo posible las situaciones que te hacen "recordar" el cigarrillo: la hora del café, algunas horas de la mañana, las salidas con amigos...
  • También es importante evitar el llamado humo de segunda mano, generado por las personas que fuman delante de una embarazada.

 

Carmen Arnanz
Redactora experta en Salud