Infecciones en el puerperio

Qué hacer cuando la episiotomía o la herida de la cesárea se infectan

Infección de la episiotomía


  • Existe enrojecimiento e induración alrededor de la herida. Es muy dolorosa a la palpación y puede acompañarse de dehiscencia de la episiotomía ya que la herida se abre y está llena de pus.
  • El tratamiento consiste en la limpieza y drenaje varias veces al día de posibles secreciones purulentas y la administración de antiinflamatorios y antibióticos.
  • No es necesario volver a coser la episiotomía a no ser que no se haya cerrado espontáneamente por segunda intención en unos 10-15 días.
  • Mas información: Complicaciones de la episiotomía.

patologias

Infección de la cicatriz de la cesárea


infeccion cicatriz

  • La infección de la pared abdominal complica alrededor del 5% de las cesáreas. Aparecen más frecuentemente en mujeres obesas o con diabetes.
  • Los microorganismos más frecuentemente responsables son el estafilococo aureus y el estreptococo. Aparece fiebre a los pocos días de la cesárea y la herida está enrojecida, dolorosa y con secreción purulenta.
  • El tratamiento es el drenaje, la irrigación y la extirpación del tejido infectado. Se administrarán antibióticos intravenosos y luego orales.
  • Más información: Cuidados de la cicatriz tras una cesárea.

Cistitis


  • La infección de orina es una de las causas más frecuentes de fiebre en el puerperio. Está favorecida por los cateterismos, el sondaje vesical y las manipulaciones durante el parto. Se caracteriza por dolor en el bajo vientre que se incrementa al orinar (disuria), aumento del número de micciones (polaquiuria) y fiebre (temperatura mayor de 38ºC).
  • Debe administrarse un tratamiento antibiótico como amoxicilina, cefuroxima o fosfomicina.
  • Más información: Infección de orina en el embarazo.