Desarrollo del feto semana 10: Los órganos principales están ya en su sitio

El bebé cuenta ya con las articulaciones y los dedos separados

 
El cerebro del feto ha crecido mucho en la semana 10 de embarazo y por eso la parte superior de la cabeza sigue siendo mucho más grande en relación con el resto del cuerpo. Ya se pueden ver con claridad las orejas -situadas muy abajo, casi a la altura de la boca-, y la punta de la nariz.

Semana 10 de embarazo: qué sucede

Desarrollo del feto semana 10

Los párpados se han fusionado sobre los globos oculares y no volverán a abrirse hasta dentro de unas cuantas semanas, hacia la semana 24 de embarazo.


Ecografía 2 d y 3D de un embarazo de 10 semanas
 
  • Dentro de las encías se están empezando a formar los 20 dientes (10 en la mandíbula superior y otros tantos en la inferior), aunque cuando nazca no habrán brotado aún. Hay niños que nacen con alguna pieza dental fuera, lo que para determinadas culturas como los inuit (esquimales) es un signo de buena suerte.
  • Todos los órganos ya están en su sitio, aunque continúan su desarrollo; de hecho, algunos de ellos lo terminan meses o años después del nacimiento.
  • El corazón y el aparato circulatorio ya han completado su formación.
  • En los pulmones, los conductos que llevarán el oxígeno a la sangre se están formando.
  • El intestino delgado prácticamente se encuentra dentro de la cavidad abdominal.
  • Los riñones están casi "terminados" y en breve empezarán a producir orina.
  • El hígado ocupa un gran espacio. En realidad es tremendamente grande con respecto a su tamaño en una persona adulta. Este órgano sirve para convertir las proteínas y las grasas digeridas en sustancias imprescindibles para la supervivencia del ser humano, pero en el feto… no hay nada que digerir, así que se encarga por ahora de producir los glóbulos rojos, hasta que la médula sea capaz de asumir esta función, casi al final del embarazo.
El bebé ya cuenta con todas las articulaciones: codos, rodillas, muñecas y tobillo, y los dedos de manos y pies se han separado. Además puede moverse, gracias a que su sistema nervioso empieza a mandar las primeras señales. La madre aún no puede sentirlo porque es demasiado pequeño como para que sus movimientos puedan ser percibidos por ella, pero lo cierto es que flexiona sus bracitos y sus pequeñas piernas.

Qué nota la madre en la semana 10 de embarazo


Si es una madre primeriza es posible que a partir de ahora compruebe (¡al fin!) que su tripa está algo abultada…

Es probable que las faldas y pantalones no le abrochen. Si es así, conviene cambiar de vestuario porque llevar prendas muy apretadas de cintura hacia abajo puede favorecer la aparición de varices.

Las mujeres que ya han tenido hijos notan crecer su tripa enseguida: se debe a que los músculos ya se encuentran distendidos por las gestaciones anteriores.
Qué nota la madre en la semana 10 de embarazo

Un consejo para alimentarte mejor

Muchas mujeres al quedarse embarazadas dan rienda suelta a sus apetencias y siguen fielmente el mito de que hay que comer por dos. Sin embargo, esta afirmación no es cierta. En realidad su ingesta diaria solo tiene que incrementarse unas 300 calorías al día, que equivale más o menos a dos raciones más de lácteos. En los primeros tres meses -están a punto de concluir- la mujer embarazada no debería engordar más de 500 gramos, y la mayor parte de esa ganancia corresponde a las mamas, ya que el feto es muy, muy pequeño. Es probable, incluso que llegue a perder algún que otro kilo, debido a las náuseas y a los vómitos. En estos supuestos no hay que preocuparse en exceso, pero hay que comentárselo al ginecólogo, quien valorará con los análisis el estado de la mujer.

 

Un consejo para aliviar molestias

En el embarazo, el estreñimiento es frecuente en parte por las concentraciones de algunas hormonas, la falta de ejercicio físico… para combatirlo conviene sustituir el arroz, la pasta (macarrones, espaguetis…), el pan, las galletas, los cereales de desayuno por sus versiones integrales.
Ángela del Tío