Mi bebé es pequeño según la ecografía, ¿estará sano?

 

Muchas embarazadas se preocupan cuando van a realizarse una ecografía o acuden a una revisión rutinaria y les comentan que su bebé es un poco pequeño, incluso aunque crezca correctamente. Esto puede generar estrés a los padres por las dudas sobre si su hijo está realmente sano, si está alimentándose correctamente, si sus cuidados son suficientes o no están siendo los adecuados. Dentro de los bebés que por ecografía se clasifican como pequeños, encontramos tres grupos.

  • Los más frecuentes -hasta el 85 por ciento de los casos- se trata de fetos constitucionalmente pequeños. Al igual que los adultos somos diferentes y tenemos características diferentes como ser más o menos altos, con los ojos de uno u otro color, los fetos también pueden presentar estas diferencias. Estos bebés son totalmente sanos, adquieren peso y crecen de forma normal dentro del útero materno. Como hemos dicho, estos incluyen en el grupo mayoritario
  • El segundo grupo son los niños que tienen alguna patología y que normalmente han sido diagnosticados previamente. Son aquellos fetos con anomalías genéticas o malformaciones, que suponen un bajo porcentaje de casos. Estos bebés pueden presentar en algún momento del embarazo un estancamiento o una disminución de su potencial de crecimiento. .
  • Por último, encontramos un grupo que supone un 5 por ciento del total, y que lo forman aquellos bebes que ni presentan problemas, y que tampoco son pequeños de por sí, sino que son fetos más pequeños por una disminución de la función placentaria.

Si la placenta no alimenta bien al feto...
La placenta es la responsable de controlar el paso de nutrientes y otras sustancias al feto. Una alteración de su función, que se denomina insuficiencia placentaria, puede generar un déficit de aporte de sustancias necesarias al feto y como consecuencia, puede aparecer un retraso en el crecimiento del bebé.

Como consecuencia, tendremos un feto pequeño, que puede comenzar a sentirse incómodo en el interior del útero materno y que puede ser incapaz de crecer. Estos casos son raros y suelen ocurrir en madres con alguna enfermedad asociada a la gestación como hipertensión, diabetes, madres que presentaran alguna enfermedad previa al embarazo o que fueran grandes fumadoras.

El diagnóstico es principalmente ecográfico y temporal, es decir, que se necesita un periodo de tiempo para determinar si existe un crecimiento acorde. Para ello, es importante datar claramente las semanas de embarazo para no confundirnos y determinar que un feto es pequeño cuando realmente tiene menos semanas de desarrollo.

En un segundo tiempo se debe establecer un peso fetal, realizando una medición correcta por ecografía. Por último, mediante programas informáticos podremos conocer si nuestro bebé se encuentra en la media de crecimiento, por encima o por debajo y qué déficit de crecimiento sufre.

 

 
Natalben: El Embarazo y tus dudas

Blog del embarazo

Sobre el blog
 

El blog de Las dudas de mi espera, surge de las inquietudes y preocupaciones de todas aquellas gestantes que acuden a nuestras consultas. Son todas ellas y todas vosotras las creadoras de esta plataforma de información, desarrollada con el único fin de ayudar a las futuras mamas que quieren hacer de su espera un momento lleno de felicidad y tranquilidad.

 
Sobre las autoras

Las ginecólogas Miriam de la Puente y Diana Cuenca trabajan en el servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico San Carlos (Madrid). Apasionadas de las nuevas tecnologías, apuestan por la información médica especializada en internet.

Ginecólogas del blog del embarazo
 
Twitter
Facebook