¿Es cierto que mi bebé puede sentir algo dentro del vientre?

 

Las mujeres embarazadas sienten permanentemente a su bebé en su interior. Notan cómo se mueve, su estado de tranquilidad o de mayor actividad y esto les provoca una conexión especial con su hijo. Pero surgen dudas durante el embarazo sobre la capacidad de nuestro niño para sentirnos dentro del vientre materno. ¿Es capaz de escuchar lo que le digo? ¿Y de sentir? ¿Percibe olores o sabores? ¿Ve lo que está ocurriendo en mi interior...? Vamos a intentar dar respuesta sencillas a estas preguntas.

Cómo "siente" el bebé dentro del útero materno
Se sabe que los recién nacidos no presentan una visión normal. Durante los dos últimos meses de embarazo, la retina y el nervio óptico -que son las estructuras encargadas de la visión- se desarrollan completamente pero no son capaces de integrar las imágenes que captan. Esta integración comienza a partir del segundo mes de vida del bebé. Es decir, la visión como nosotros la entendemos se estrena a partir del segundo mes de vida extrauterina, pero es necesaria la estimulación previa de este órgano, que se produce desde el nacimiento.

El feto oye a partir de la semana 24

  • El sentido del oído es el que más emplean muchas mujeres embarazadas para mantener el contacto con su hijo. Es el único sentido que permite un contacto con el exterior materno, con el entorno en que vivirá y las personas con las que se relacionará. Y es que este sentido se desarrolla de forma precoz, ya que los fetos son capaces de oír a partir de la semana 24 de embarazo. Pero debemos de diferenciar lo que para nosotros supone el sentido del oído, con el que perciben los fetos en el interior materno. Realmente no identifican diferentes sonidos como nosotros, sino que los fetos los captan como "olas" o como vibraciones.
  • El sentido del olfato está desarrollado en el momento del nacimiento pero no se ha podido establecer el momento exacto en el que empieza a "funcionar".
  • El sentido del gusto, muy ligado al del olfato, está desarrollado en el momento del nacimiento, siendo el recién nacido capaz de distinguir entre los tipos de sabor: dulce, salado y amargo.

Estímulos táctiles en embriones
Por último, el sentido del tacto es el que más se ha estudiado durante el desarrollo embrionario. Parece que es el sentido que más precozmente se desarrolla. En embriones de tan sólo 8 semanas pueden producirse reflejos espontáneos desencadenados por estímulos táctiles en su entorno. A partir de la semana 10 de gestación son mucho más frecuentes los movimientos del embrión. Al principio se producen movimientos bruscos y rápidos y, posteriormente, pasan a ser más lentos. Estos movimientos son estudiados durante las últimas fases de embarazo, ya que dan información sobre el bienestar fetal que siente el bebé en el interior materno.

Todo esto permite que el niño se vaya adaptando a nuestra vida, a nuestro entorno, a nuestra voz, y, de este modo, podamos establecer un vínculo cada semana de gestación que pasa más fuerte con el futuro recién nacido que al oírte decir algo moverá su cabeza en busca de la voz que le ha ido acompañando en todo su crecimiento en tu interior.

 
Natalben: El Embarazo y tus dudas

Blog del embarazo

Sobre el blog
 

El blog de Las dudas de mi espera, surge de las inquietudes y preocupaciones de todas aquellas gestantes que acuden a nuestras consultas. Son todas ellas y todas vosotras las creadoras de esta plataforma de información, desarrollada con el único fin de ayudar a las futuras mamas que quieren hacer de su espera un momento lleno de felicidad y tranquilidad.

 
Sobre las autoras

Las ginecólogas Miriam de la Puente y Diana Cuenca trabajan en el servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico San Carlos (Madrid). Apasionadas de las nuevas tecnologías, apuestan por la información médica especializada en internet.

Ginecólogas del blog del embarazo
 
Twitter
Facebook