Embarazo semana a semana

De la mano de la Dra. María de la Calle Fernández-Miranda, jefe de Sección de Obstetricia Médica y Tocología de Alto Riesgo del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital La Paz (Madrid), descubre en cada semana cómo cambia tu cuerpo y el de tu bebé a lo largo de las 40 semanas de gestación, las pruebas diagnósticas que te harán y consejos para que tu bebé crezca sano. Información rigurosa, actualizada y ampliada por la doctora De la Calle.

 

Todas las semanas del embarazo: de la 1 a la 42

¿Cuántas semanas y meses dura un embarazo?

El embarazo humano dura una media de 40 semanas, 9 meses lunares (de 28 días) o aproximadamente 280 días. Las semanas se cuentan desde la fecha de la última regla. No obstante, existen los embarazos prolongados hasta las semanas 41 y 42, y también las gestaciones pretérmino o prematuras, que finalicen antes de su tiempo normal.

 

Cómo son los síntomas de embarazo de los primeros 15 días

Antes de los 15 días de la primera falta de la menstruación es normal que la embarazada empiece a notar unos signos de gestación: dolor abdominal, sensibilidad mamaria, sensación de “estómago levantado”, malestar gástricos (náuseas, vómitos, gases…) cambios en los olores y sabores, ganas de ir constantemente al baño, cansancio y somnolencia… Pueden confundirse fácilmente con las señales de que va a venir la regla, por lo que la mujer tiene que estar muy pendiente.

 

¿Cómo son las semanas del primer trimestre de embarazo?


Normalmente son semanas con síntomas de embarazo evidentes, a no ser que la embarazada no note ninguna señal de gestación, lo que no quiere decir que el embarazo vaya mal. Los embarazos sin síntomas son comunes: muchas embarazadas consultan a su obstetra sobre esta falta de señales de embarazo, que no suele ser un problema.

 

Semana 5 de embarazo, la clave


En la semana 5 de gestación muchas mujeres se dan cuenta de su estado. En la ecografía de la semana 6, ya aparece en pantalla el latido fetal, lo que confirma el embarazo y su localiza su implantación dentro del útero.