Episiotomía, ¿es realmente necesaria?

 

Muchas embarazadas tienen dudas sobre si necesitarán que le realicen una episiotomía (incisión en el periné) durante el parto. Así nace el miedo al dolor y a la afectación posterior de la anatomía en forma de incontinencia o de relaciones sexuales poco satisfactorias en el futuro.

Además, hay mujeres que intentan prevenirla a toda costa y que les provoca gran estrés pensar que no puedan colaborar lo suficiente en el momento de dar a luz o que no se hayan preparado bien durante el embarazo para poder evitar el corte. Por si no lo sabías, existen trucos y recomendaciones que incluyen acciones, masajes o ejercicios sobre el suelo pélvico cuyo fin último es evitar la episiotomía.

Se trata de un corte en el periné que la matrona o ginecólogo realizan "de manera electiva" en el momento del expulsivo (fase final del parto). Consiste en una incisión de mayor o menor tamaño, que puede realizarse en el lateral, en la zona inferior perineal o por el contrario de forma oblicua o mediolateral. Estas dos últimas formas son las más utilizadas en la actualidad.

Razones: evitar desgarros y acortar el expulsivo
La episiotomía se realiza para ampliar el tercio inferior de la vagina, pensando que de esta forma se puede disminuir la tensión sobre el suelo pélvico y, por lo tanto, disminuir los efectos perjudiciales que el parto puede tener sobre éste. Su objetivo es principalmente evitar un desgarro en el periné o pretender acortar el periodo de expulsivo. Un corte limpio es mucho más fácil de suturar y controlar que un desgarro, por lo que, si se puede elegir, siempre será más fácil la sutura de un corte controlado que de un desgarro. Pero una episiotomía no quiere decir que se vayan a evitar los desgarros, ya que el riesgo no desaparece completamente con su realización. Existen indicaciones para realizar una episiotomía, como son:

  • En un periné estrecho en el que aparezcan signos de un posible desgarro.
  • En el caso de un parto de un bebé prematuro.
  • En un parto en presentación podálica o bebé de nalgas.

Pero la práctica de la episiotomía no está fuera del debate en la comunidad científica: no están claros ni los beneficios ni tampoco los perjuicios que presenta. Por lo tanto, su uso de forma rutinaria no está justificado.

Una vez más, será el ginecólogo o la matrona que asiste el parto el que deba decidir la conveniencia o no de realizar la incisión: son los profesionales más acostumbrados y altamente cualificados para valorar su necesidad.

Por ello, es importante que la embarazada conozca que el criterio de la matrona o ginecólogo es el más adecuado para valorar lo más adecuado de cada caso tanto para el bebé como para la recuperación posterior de la madre, y que ambos conocen perfectamente la técnica, sus necesidades, cuidados e indicaciones.

 

 
Natalben: El Embarazo y tus dudas
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.

Blog del embarazo

Sobre el blog
 

El blog de Las dudas de mi espera, surge de las inquietudes y preocupaciones de todas aquellas gestantes que acuden a nuestras consultas. Son todas ellas y todas vosotras las creadoras de esta plataforma de información, desarrollada con el único fin de ayudar a las futuras mamas que quieren hacer de su espera un momento lleno de felicidad y tranquilidad.

 
Sobre las autoras

Las ginecólogas Miriam de la Puente y Diana Cuenca trabajan en el servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico San Carlos (Madrid). Apasionadas de las nuevas tecnologías, apuestan por la información médica especializada en internet.

Ginecólogas del blog del embarazo
 
Twitter
Facebook