Lactancia: la subida de la leche, ese gran misterio

Se produce en las primeras 24 o 48 horas tras el parto

La mayoría de las madres experimenta la subida de la leche dos días después de dar a luz. Tras el parto, tus pechos se encuentran listos para alimentar a tu bebé porque durante el embarazo se han preparado para la lactancia.

En desarrollo desde la fecundación

 
Semana 14 de embarazo: cambios en el bebé
El sistema de conductos de las glándulas mamarias se desarrolla desde el momento en que se produce la fecundación del óvulo por un espermatozoide. "Desde las primeras semanas de gestación, las futuras madres notan un aumento de la tensión y el tamaño mamarios.

Como consecuencia del incremento de la actividad mamaria, la red de vasos sanguíneos se hace más visible a través de la piel, explica el doctor Rafael Montero Reguera, pediatra del Hospital Nisa Pardo de Aravaca. De hecho, se trata de uno de los primeros síntomas de embarazo que notan la mayoría de las embarazadas.

Quinto mes de embarazo: lactógeno humano


Más adelante, en el pecho de la mujer se produce otro cambio: hacia el quinto mes del embarazo, la placenta empieza a producir una hormona, el lactógeno humano placentario, que estimula el desarrollo de los alvéolos, donde se fabrica la leche. A partir de entonces las mamas empiezan a producir calostro, un líquido amarillento que puede salir ocasionalmente por los pezones en los últimos meses del embarazo, aunque lo normal es que no lo haga hasta después del parto.

Por eso, aunque el bebé nazca prematuro, la madre podrá amamantarlo, con una leche que además está adaptada a su edad gestacional. También, alrededor del sexto mes de embarazo "se produce el desarrollo de unas glándulas en las areolas mamarias encargadas de producir una sustancia oleosa que protege el pezón de la maceración producida por la saliva del recién nacido", comenta el doctor Montero Reguera.

La succión del niño es básica

Pero la producción de leche propiamente dicha solo empieza cuando el bebé nace y se expulsa la placenta. Entonces, los niveles de estrógenos y progesterona caen en picado y la prolactina empieza su tarea. En un par de días sucede lo que se conoce como subida de la leche. "Es el aumento brusco de producción de leche materna que ocurre en las primeras 24 o 48 horas tras el nacimiento, algo más tarde si es cesárea", explica el doctor Montero Reguera.

Este complejo proceso biológico hormonal cuenta con la ayuda del bebé. "Cuando se produce el parto se inicia el aumento de producción de leche materna que es favorecido por la succión del bebé, pero sin ella también ocurre en mayor o menor medida. La succión del recién nacido estimula dos hormonas. La prolactina que estimula la producción de leche y la oxitocina que favorece la salida de leche por el pezón", afirma el pediatra del Hospital Nisa Pardo de Aravaca.
Lactancia: succión del niño
 

Qué es la subida precoz de la leche

Cuanto antes se amamante después del parto y más frecuentemente se haga, antes se producirá la salida de la primera leche. "Los partos vaginales y la instauración precoz de la lactancia, a ser posible en la primera hora tras el parto, favorecen una subida precoz de la leche. Un ambiente relajado, una madre tranquila, unas tomas frecuentes; todo ello favorece una subida de leche adecuada y a tiempo", comenta el experto. En cambio, las cesáreas, la mala técnica de lactancia materna, la ansiedad o estrés materno pueden hacer que la subida sea menor o se retrase", nos aclara el doctor.
 
 

Cómo lograr la subida precoz de leche

  • Parto vaginal, mejor que cesárea
  • Amamantar al bebé durante su primera hora de vida
  • Tomas frecuentes y succión correcta del bebé
  • Tranquilidad materna, ambiente relajado y descanso suficiente
  • Buena alimentación de la madre
 
Ángela del Tío