Cambios en el quinto mes de embarazo

Pueden aparecer varices, estrías o hinchazón en manos y pies

Cambios en la madre


Las molestias y síntomas típicos del inicio del embarazo se hacen más leves.  Se produce un aumento de flujo vaginal de un color blanco o amarillento y con una consistencia más espesa de lo normal, es la denominada leucorrea. En la misma zona hay un aumento del flujo sanguíneo proporcionando una coloración más oscura en los labios mayores y menores de la vagina.

Quinto mes de embarazo

Cambios físicos

  • Los tobillos y muñecas pueden hincharse, generalmente al final del día y si se está mucho de tiempo de pie. Esto se debe a la compresión de las venas por el útero que dificultan el retorno venoso y los cambios hormonales, favoreciendo la aparición de varices.
  • El útero sigue su crecimiento y ya se encuentra a la altura del ombligo. A partir de la semana 20 crecerá alrededor de 1 cm cada día. Este crecimiento favorece la aparición de estrías por el estiramiento de la piel. 
  • En este mes ya es normal notar los movimientos fetales, que serán más evidentes durante la noche mientras se está acostada. 
  • Al término de estas semanas el aumento normal de peso se estima en 5 ó 6 kilogramos. 

¿Qué es la diabetes gestacional?

Infórmate como se diagnostica y en que consiste la prueba de glucosa.

 

Ecografía semana 20

Se trata de la ecografía más importante del embarazo, en la que además puedes determinar el sexo de tu bebé con un bajo porcentaje de error.

Cambios en el hijo en el quinto mes de gestación


  • Al final de este mes, el feto peso unos 350 gramos y mide unos 25 centímetros.
  • La piel del feto se desarrolla dando lugar a dos capas, la dermis y la epidermis. Bajo la piel se empieza a aparecer grasa y las glándulas epiteliales producen unas secreciones blanquecinas y pastosas, llamadas vernix caseoso, con la función de proteger la piel de la agresión del líquido amniótico. Sin embargo, el feto tragará líquido amniótico para que su aparato digestivo vaya madurando y creciendo. 
  • El sistema nervioso, especialmente el cerebro, continúa su crecimiento y desarrollo. Durante esta etapa el feto desarrolla enormemente el sentido del tacto. 
  • Aparecen las marcas y surcos en la palma de las manos y en la planta de los pies. Éstos vienen definidos genéticamente y son únicos en cada persona.