Ecografías 2D, 3D y 4D
Ecografía Embarazo

Ecografía Embarazo

Información detallada sobre todas las ecografías del embarazo
 
⇒   ¿Por qué es útil la ecografía?
⇒   Primera ecografía
⇒   Ecografía de la semana 12
  ⇒  Anomalía cromosómica
  ⇒  Pliegue nucal
  ⇒  Cribado primer trimestre
  ⇒  Pruebas diagnósticas
  ⇒  Malformaciones fetales
⇒   Ecografía de la semana 20
  ⇒  Malformaciones fetales
⇒   Ecografía tercer trimestre
   ⇒  Feto: tamaño y peso
   ⇒  Malformaciones fetales
   

Pruebas Diagnósticas

⇒   ADN fetal
⇒   Amniocentesis
⇒   Biopsia corial
⇒   Control fetal
⇒   Cordocentesis
⇒   Cribado combinado
⇒   Resonancia fetal



 

Control bienestar fetal anteparto

Pruebas diagnósticas en el embarazo

Son aquellas pruebas que tratan de conseguir a través de una valoración del feto de forma sistemática, la identificación de aquellos fetos que están en peligro dentro del útero materno, para así tomar las medidas apropiadas y prevenir un daño irreversible.
 
 
Indicaciones de control de bienestar fetal

Gestaciones de Bajo Riesgo: No está indicado comenzar el estudio de bienestar fetal hasta la semana 40, es decir, hasta la fecha probable de parto.
 
Gestaciones de Riesgo Moderado:  Estas son las gestaciones gemelares no complicadas,  la hipertensión inducida por el embarazo, la diabetes gestacional, enfermedades maternas bien controladas, etc. El momento de iniciar esta pruebas es entre la 32 y la 34 semana.
 
Gestaciones de Alto Riesgo: Como la preeclampsia precoz, el crecimiento intrauterino retardado precoz, la gestación gemelar monocorial complicada, enfermedades maternas mal controladas, etc. Deben iniciarse los controles entre las semanas 26-28.
 
 
Métodos utilizados de control de bienestar fetal
 
Los más utilizados en la actualidad, y los únicos que han demostrado su eficacia son los métodos BIOFÍSICOS que se enumeran a continuación.
 
1.-Amnioscopia.
 
Se trata de observar el color de las aguas amnióticas a través de un tubo de plástico introducido por la vagina. Si el líquido está claro, permite el seguimiento de la gestación. Si el líquido está teñido de verde (meconio) puede indicar que el feto lo está pasando mal, aunque en muchas ocasiones este líquido teñido refleja la madurez neurológica e intestinal del feto ya que indica que está defecando y por eso tiñe las aguas amnióticas. Si el líquido está teñido y el feto está maduro (>35 semanas) se debe terminar la gestación. Si el feto es inmaduro (<35 semanas) deberán realizarse otras pruebas de control fetal.  Esta prueba sólo puede realizarse siempre que el cuello está algo dilatado.
 
2.-Test no estresante ó monitorización externa ó registro cardiotocográfico.
 
No debe realizarse en las gestaciones de bajo riesgo antes de la semana 40, ya que se ha demostrado que no tiene efecto significativo sobre la mortalidad y la morbilidad perinatal. Se debe individualizar su uso en la gestaciones de riesgo.
 
Esta prueba valora la reactividad fetal y la presencia de contracciones maternas a través de dos cintas colocadas sobre el abdomen materno durante un periodo de 20 minutos.
 
  Si el patrón fetal es reactivo: Presenta al menos dos aceleraciones de 15 latidos/minuto, indica bienestar del feto. Se repetirá la prueba en 3-7 días.
  Si el patrón no es reactivo: No presenta aceleraciones. Se prolongará el registro otros 20-30 minutos más. Si es reactivo, se repetirá en 3-7 días. Si sigue siendo no reactivo, se  realizarán otras pruebas de control fetal o si el feto está maduro se finalizará la gestación mediante inducción del parto o cesárea, según cada caso.
  Si el patrón es anormal o patológico: Presenta  aumento (taquicardia) o descenso (bradicardia) de la frecuencia cardiaca basal o desaceleraciones. Se realizarán otras pruebas de control de  bienestar fetal o se finalizará la gestación mediante inducción del parto o cesárea.
     
3.-Test estresante o prueba de tolerancia a las contracciones.
 
Valora la respuesta del feto a las contracciones uterinas provocadas artificialmente. Se realiza en la sala de urgencias o ingresada en la planta. Se coge una vía y se administra oxitocina hasta conseguir que la gestante tenga 3 contracciones cada 10 minutos. Después se valora la respuesta del feto ante el estrés de las contracciones.
 
La indicación del Test Estresante es cuando el Test No Estresante descrito anteriormente ha salido con un patrón no reactivo o anormal.
     
  Si el Test Estresante es negativo, es porque no hay desaceleraciones tardías fetales ante la presencia de contracciones uterinas. Se repetirá en 7 días.
  Si el Test es No Concluyente, es porque existen desaceleraciones tardías ocasionales o las calificadas como desaceleraciones variables. Se deberá repetir la prueba en 24 horas o completar con otras pruebas de bienestar fetal.
  Si el Test  es positivo, quiere decir que existen desaceleraciones tardías en más del 50% de la prueba. Se deberá finalizar la gestación si el feto está maduro (>35 semanas) mediante cesárea o parto. Si el  feto no está maduro (<35 semanas) se administrarán corticoides intramusculares divididos en dos dosis cada 12 horas y se decidirá después finalizar la gestación o realizar más pruebas de control fetal.

 

4.- Perfil biofísico
 
Trata de observar la actividad biofísica normal del bebé, lo que traduce la integridad de su función cerebral.
 
El perfil biofísico sólo debe realizarse en gestaciones de riesgo, una vez alcanzada la viabilidad del feto (que en los hospitales terciarios suele ser a partir de la semana 24) y en función de la patología materna o fetal que exista.
 
Esta prueba de control de bienestar fetal se compone de una ecógrafía, donde se valoran los movimientos corporales del feto, el tono fetal, los movimientos respiratorios y el volumen de líquido amniótico; y de una monitorización externa que estudia la frecuencia cardiaca. Por tanto se analizan 5 variables:
 
Movimientos corporales fetales.
Movimientos respiratorios fetales.
Tono fetal.
Cantidad de líquido amniótico.
Frecuencia cardiaca fetal.
 
Cada una de la 5 variables analizadas se valora como "0" si está ausente o como "2" si está presente obteniendo puntuaciones entre 0 y 10.
 
Si la puntuación es 8/10 ó 10/10 quiere decir que no existe asfixia fetal y puede seguir controlándose al feto, siempre que el líquido amniótico sea normal.
 
Si la puntuación es 6/10 se valorará la cantidad de líquido amniótico y la edad gestacional para finalizar la gestación o seguir controlando el embarazo.
 
Si la puntuación es menor de 6/10 indica que puede existir asfixia fetal y deberá vigilarse al feto de forma más estricta o se finalizará la gestación si son más de 32 semanas previa maduración pulmonar con corticoides.
Si la puntuación es menor o igual a 2/10, se finalizará directamente la gestación.
 
La actitud a tomar con cada puntuación dependerá del centro y de la disponibilidad de unidades de intensivos para neonatos y grandes prematuros

 

5.- Perfil biofísico modificado
 
Estudia tan solo 2 variables: la cantidad de líquido amniótico y el Test No estresante comentado en el capítulo anterior. El líquido amniótico es un marcador a largo plazo de la función placentaria. El test No estresante es un marcador a corto plazo del estado fetal.
 
El resultado es normal: Si el Test No estresante presenta un patrón reactivo y el líquido amniótico es mayor que 5.
El resultado es anormal: Si el Test No estresante No es reactivo y/o el líquido amniótico es menor de 5.
   
6. -Recuento materno de movimientos fetales.
 
Esta es un medida indirecta de la integridad y función del sistema nervioso fetal. La gestante participa en su propio control, contando los movimientos de su bebé a lo largo del día. El momento adecuado para comenzar con el recuento es entre  las semanas 26 y 32.
 
Aunque no hay acuerdo consensuado en cuanto al número de movimientos percibidos, se podría aceptar que si se perciben menos de 3 movimientos fetales en 2 horas consecutivas, debería realizarse un Test No estresante o un Perfil Biofísico.
 
7.- Flujometría Doppler útero-placentaria fetal.
 
Se trata de medir mediante una ecografía Doppler las características de los vasos sanguíneos más importantes en el embarazo.
   
Arterias uterinas: Se realiza en la semana 23 en las gestantes con riesgo de preclampsia o crecimiento intrauterino retardado. Su utilidad aumenta junto con una buena historia clínica.
Arteria umbilical: Sirve para evaluar los casos de sospecha de insuficiencia placentaria. Se realiza en gestantes de alto riesgo de desarrollar complicaciones hipóxicas (falta de oxígeno), como la preeclampsia o el crecimiento intrauterino retardado. Con esta medición, se consigue disminuir la tasa de ingresos hospitalarios y de las inducciones de parto.
Arteria cerebral media: En los casos en los que le bebé se está quedando sin oxígeno, se pone en marcha un mecanismo de "centralización circulatoria" para que le llegue más sangre a órganos vitales como el cerebro.
   

Conclusiones
     
  En las Gestaciones de Bajo Riesgo
  No hay evidencia que justifique la necesidad de estudios de bienestar fetal antes del parto. No obstante, se puede hacer un recuento de los movimientos fetales por parte de la madre y realizar un Test No estresante (monitorización) a partir de  la semana 40.
     
  En las Gestaciones de Riesgo
  Si el proceso no afecta de forma crónica al desarrollo y/o función placentaria, se realizará un estudio cardiotocográfico y un perfil biofísico.
  Si el proceso afecta de forma crónica al desarrollo y/o función placentaria, son de utilidad los estudios Doppler, junto con el resto de pruebas descritas.
  La práctica clínica deberá seleccionar el procedimiento de estudio de bienestar fetal en función de la gravedad, la causa, la edad gestacional y la práctica clínica.