¿Qué pasa si el líquido amniótico está teñido?

0
0
liquido amniotico teñido
30 Abr 2015

La rotura de la bolsa amniótica se produce antes o durante el parto. Habitualmente, el líquido amniótico es un fluido trasparente o con muy ligero color. Un líquido con color amarillento, verdoso u oscuro nos debe hacer sospechar que puede contener meconio (heces del bebé). Si una mujer embarazada rompe la bolsa en casa debe acudir a urgencias de forma tranquila; pero si el líquido está teñido de algún color deberá acudir a urgencias más rápidamente.

¿Tener el líquido amniótico teñido es algo frecuente?
La presencia de un líquido amniótico oscuro, amarillento o verdoso es una situación bastante frecuente en la práctica diaria de cualquier paritorio. Su presencia se encuentra en alrededor un 30% de todos los partos. Este líquido se debe a la expulsión que ha realizado el bebé dentro del útero materno de meconio. Se trata del acúmulo intestinal de restos de sangre deglutida, lanugo, secreciones intestinales espontáneas del bebé, y el propio líquido amniótico que el feto ha deglutido.

¿Cómo expulsa el bebé el meconio dentro del útero?
El bebé dentro del útero puede expulsar este meconio, tiñendo el líquido amniótico durante el embarazo. También puede expulsarlo durante el proceso de dilatación. Es poco probable que esto suceda antes de la semana 32 de embarazo; la posibilidad aumenta cuanto más nos acercamos a la semana 40 de gestación, especialmente cuando se sobrepasa esta fecha.

Pero, ¿por qué se expulsa el meconio? Conforme va madurando el bebé, va aumentando la cantidad de motilina en su tubo digestivo, lo que favorece la actividad del intestino y su vaciado. Además, va madurando el sistema nervioso fetal lo que va a influye el vaciado intestinal ante la presencia de estímulos.

Si hay meconio en el líquido, ¿me tienen que monitorizar?
La presencia de un líquido amniótico con meconio sí implica una monitorización continua del latido cardiaco fetal. En ausencia de alteraciones de la frecuencia cardiaca del bebé la causa más frecuente es la propia madurez del intestino fetal que ha facilitado la expulsión de meconio y por lo tanto no existe nada que nos haga sospechar un sufrimiento fetal. Por otro lado, en ocasiones episodios de falta de oxígeno al bebé pueden activar el mecanismo por el que se expulsa el meconio y teñir este líquido. Para que un obstetra pueda diferenciar estas dos situaciones, es necesario tener monitorizado la frecuencia cardiaca del bebé en todo momento del parto.

¿Me tendrán que hacer una cesárea?
El líquido amniótico con meconio no obliga a realizar una cesárea, ya que como hemos visto puede ser un hecho normal y no necesariamente un signo de que el bebé no se encuentre bien. Pero sí es un signo de alarma que debe de conocer el personal que se encarga de ese parto para la vigilancia del mismo. Si estas embarazada y esto ocurre, ya estás informada de lo que significa; sólo tienes que confiar en los profesionales que te atienden.

Déjanos tu comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.