El diccionario de la dilatación: dudas frecuentes

Descubre qué significa el "lenguaje del parto"

 “Cuello permeable uno o dos dedos…”, ¿sabes qué significan estas frases? Las matronas y los ginecólogos tienen su propio lenguaje, que utilizan habitualmente en el paritorio. Y cuando estés dilatando es muy probable que no tengas ganas de preguntar que han querido decir en su argot profesional. Así que te conviene conocer esos términos ahora que estás a punto de dar a luz. De esta forma podrás entender cómo va el proceso del nacimiento de tu hijo.

diccionario dilatacion

Borramiento del cuello o cérvix


El cuello del útero, antes del parto, tiene una forma muy similar al de un cuello de botella: largo, estrecho y duro. Cuando el parto se inicia y aparecen las primeras contracciones (que a veces apenas se perciben) se va acortando y ablandándose, hasta queda totalmente aplanado. Este proceso solo ocurre una vez, ya que cuando se ha borrado no vuelve a su estado original. Por eso, a partir de ese primer parto los siguientes son más cortos: no es necesario que el cuello del útero se borre.

Cuello uterino permeable


Hasta que el cuello uterino no alcanza unos dos centímetros, las matronas y ginecólogos hablan de “cuello permeable uno o dos dedos”, es decir, se ligeramente dilatado. A partir de entonces, hablarán en centímetros.

Dilatación


Las contracciones provocan que el cuello del útero se borre y que se abra para que el bebé pueda salir. Este proceso se llama dilatación y se mide por centímetros. Cuando se han alcanzado los 10 centímetros, la cabeza del bebé ya puede salir, gracias a las contracciones y a los pujos maternos. Entonces empieza el periodo expulsivo del parto. Las matronas y los ginecólogos para saber cuánto ha dilatado la madre utilizan sus dedos índice y corazón a modo de tijera. Según cuánto puedan abrir ambos saben cuanto ha dilatado la madre.

Coronar


Una vez que se ha alcanzado la dilatación completa y la cabeza del bebé ha atravesado la pelvis, la cabeza del bebé se hace visible desde el exterior, está “coronando”. El ginecólogo o matrona puede ver el pelo del bebé y parte de la cabeza asomando por la vagina.