Parto: Ejercicios y trucos para provocar la dilatación

Remedios naturales para un parto más rápido

Ejercicios para acelerar el parto

El parto es un proceso fisiológico para el que nuestro cuerpo se prepara desde el principio del embarazo. No podemos conocer con antelación el día exacto en el que se iniciará el parto, aunque es normal ocurra a partir de la semana 37 de embarazo, momento en que nuestro bebé está totalmente preparado para vivir fuera del seno materno sin problemas. Lo más frecuente es que comience entorno a la semana 40 de gestación.

"Si finalmente el parto no se desencadena por sí solo, lo más probable es que sea necesario inducirlo antes de la semana 42; generalmente se esperan 10 días desde la fecha probable de parto", advierte la matrona Natividad García, especialista del Hospital Clínico de Madrid.

 

 Para que el final del embarazo no se nos haga muy cuesta arriba existen algunos ejercicios y actividades que nos pueden ayudar a que nuestro bebé se anime a nacer sin tener que esperar a que nos induzcan el parto.

Provoca que el bebé coloque la cabeza en tu pelvis


Médico experto

"Cuando el bebé aún estando colocado en posición cefálica [cabeza abajo] -se encuentra muy alto en nuestra pelvis y no apoya su cabeza contra el canal del parto-, si conseguimos que el bebé descienda lo suficiente para que se produzca ese apoyo, la presión del niño puede ayudar a que comience o mejore, el borramiento del cuello del útero.

Caminar a buen ritmo todos los días, subir y bajar escaleras, hacer sentadillas, sentarse en cuclillas o bailar a ritmo suave balanceando las caderas son ejercicios con los que podemos conseguir este efecto".

Natividad García, matrona 

 

Ejercicios para provocar la dilatación uterina


Ya hemos visto que existen muchos tipos de ejercicios para provocar la dilatación. Entre ellos, caminar o bajar escaleras (mejor que subirlas) y ponerse de cuclillas, si se puede.  Parece ser que la posición y la presión de la cabeza del bebé contra el cuello del útero estimulan la producción de oxitocina, lo cual podría provocar el parto.

Si el bebé no se ha encajado en la pelvis o todavía está muy alto, las caminatas lo pueden ayudar a situarse en una mejor posición, aumentando así las posibilidades de que el parto comience por sí solo. 

"Las caminatas son buenas para antes, durante y después del embarazo. No se requiere estar en forma para comenzar con ellas", recomienda el jefe de servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Infanta Elena de Valdemoro.

ejercicio parto

Ejercicios con pelota suiza para dilatar


 Durante el embarazo los ejercicios con pelota de Pilates son muy beneficiosos para las gestantes, fortalecen los músculos de la espalda y el abdomen sin forzar ni causar lesiones en estas zonas, así como en la pelvis y las rodillas, facilitando, también, el descenso de la cabeza del bebé. 

Médico experto

"Los ejercicios con pelota se pueden realizar en casa de forma sencilla. Son movimientos suaves, basculando la pelvis hacia delante y detrás o hacia los lados y de contracción del suelo pélvico cuando estás sentada sobre la pelota. A muchas mamás, al final del embarazo les resulta tan cómoda la pelota de Pilates que la utilizan para estar sentadas y descansar al final de la jornada".

"Esta pelota también se utiliza durante la fase de dilatación para realizar ejercicios de basculación de pelvis, que alivian las molestias durante las contracciones y facilitan la dilatación. Es mucho más cómodo estar sentada en la pelota que en la cama o una silla. Sentada sobre la bola la fuerza de gravedad es mayor y eso facilita el descenso del bebé y la corriente sanguínea hacia la placenta".

Natividad García, matrona  

 

Cómo utilizar la pelota de cara al parto


ejercicio parto

Los ejercicios sobre una pelota de goma (de las de Pilates) fortalecen los músculos de la espalda y el abdomen sin esforzar ni causar daño en estas partes, así como en la pelvis y las rodillas, facilitando el descenso de la cabeza fetal.

Esta pelota también se utiliza durante la dilatación para no cargar excesivamente las piernas sentándose la gestante sobre ella.  La esferodinamia o gimnasia con pelotas gigantes proviene de Suiza. Esta técnica, conocida como "swiss ball" o "fitball", está indicada para tonificar el suelo pélvico, aumentar la capacidad respiratoria y estimular la circulación. Todo ello muy apropiado para la fase de la dilatación.

Los ejercicios se pueden realizar en casa de forma sencilla. Son movimientos suaves y de contracción del suelo pélvico cuando estás sentada sobre la pelota (normalmente se realizan en clases de yoga para embarazadas).

La pelota suiza alivia los dolores cuando se utiliza en la sala de dilatación y durante el parto. Esta pelota se comercializa en distintos tamaños. Debes elegir en función de tu estatura. Las mujeres con una altura inferior a los 1,50 metros una de 45 centímetros; entre 1,50 y 1,60 metros, una de 55 centímetros; entre 1,60 y 1,70 metros la de 65 centímetros; para las que miden entre 1,70 y 1,80 metros la adecuada es la de 75 centímetros. Las de más de 1,80 metros deben escoger una de 85 centímetros.

Cómo lograr que se libere de forma natural la hormona oxitocina


Médico experto

¿Las relaciones sexuales ayudan a ponerme de parto?

"Una buena forma de liberar oxitocina es mantener relaciones sexuales con frecuencia, si no hay contraindicación por parte de tu ginecólogo. Las relaciones sexuales son seguras durante el embarazo y no es necesario dejar de practicarlas porque se acerque el momento del parto". 

Natividad García, matrona  

 

Relaciones sexuales, beneficiosas para dilatar

"El acto sexual funciona de dos maneras. Puede estimular la producción de la hormona llamada oxitócica que es la hormona de las contracciones y esto puede aumentar la frecuencia de las contracciones de Braxton-Hicks. Además, el semen contiene unas sustancias llamadas prostaglandinas, que pueden ayudar a madurar el cuello del útero", afirma el jefe de servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Infanta Elena de Valdemoro. Tener relaciones sexuales sólo está contraindicado si te lo prohíbe tu ginecólogo por alguna causa médica. Y para el bebé tampoco resulta peligroso. En resumen: una buena dilatación suele ser sinónimo de un buen parto.

 Remedios naturales para que dilates mejor


Médico experto

 ¿Qué infusiones ayudan a la dilatación uterina?

"El uso de ciertas infusiones, como las hojas de frambuesa o diferentes tipos de té, puede ayudar a provocar el parto o a mejorar la contractilidad del útero durante la fase de dilatación, aun así, su eficacia no está comprobada y tampoco están libres de contraindicaciones o efectos secundarios. Antes de tomar ningún tipo de infusión consulta con tu matrona su eficacia e inocuidad". 

Natividad García, matrona del Hospital Clínico (Madrid) 

 

Los remedios naturales y caseros para adelantar el parto tienen como objetivo la producción de oxitocina, que es la hormona encargada de dar la señal para empezar el parto.  Las hojas de frambuesa ayudan a llegar al parto con el útero blando y ayudan en la fase de la dilatación. Las hojas de frambuesa se compran en los herbolarios. Debe tomar una infusión al día durante las últimas tres semanas antes de la fecha prevista para el nacimiento. Se prepara como cualquier otra infusión: se deja hervir el agua, se echan unas pocas hojas y se deja reposar diez minutos antes de tomarlo. Aunque el ginecólogo Juan Miguel Rodríguez Candía afirma que "los remedios caseros puede que no sean eficaces mientras el bebé no esté preparado". 

  • Algunos productos de homeopatía, según los expertos consultados, facilitan la dilatación y no tienen ninguna contraindicación ni para la embarazada ni para el bebé. Los gránulos de Actea Racemosa a la 7CH (antes conocida como cimicífuga) tomados dos semanas antes del parto vienen muy bien en el proceso de dilatación y además alivia los dolores y relaja a la embarazada, explica la doctora Carmen Pico, especialista en Naturopatía.
  • "La homeopatía también ayuda a dilatar, siempre y "cuando se utilice de forma responsable por profesionales que tienen experiencia en este tipo de tratamientos", explica Juan Miguel Rodríguez Candía.

te rojo

  • "Los tratamientos de acupuntura también pueden ayudar, ponte en manos de un buen especialista en el tema y recuerda que siempre debes consultar antes con tu médico para ver si en tu caso existe alguna contraindicación", explica la matrona Natividad García. 

Remedios naturales para dilatar mejor

  • "La osteopatía, mediante una serie de técnicas manuales o tratamientos no invasivos se intenta, al final del embarazo, devolver la flexibilidad a la columna vertebral y la correcta movilidad a la pelvis materna. Aliviar tensiones musculares en la zona, de forma que la madre se sienta más relajada y confortable, y el bebé se pueda colocar de la forma más correcta, de forma que puede ayudarnos a que el parto se inicie o a que la dilatación se acorte", indica esta especialista.

Cualquiera de estos métodos requiere de la profesionalidad y experiencia de un profesional correctamente formado. Consulta con tu matrona antes de decidirte por alguno de estos métodos y consulta las contraindicaciones que puedan existir en tu caso particular. 

 

Marta Villaba
Redactora experta en Salud