Desarrollo del feto en la semana 15: Los movimientos del bebé se notan

Ya le funcionan el aparato respiratorio y los riñones

El tamaño del bebé es comparable a una naranja en la semana 15 de embarazo. Los movimientos del feto son muy evidentes: la criatura mueve ya con facilidad las articulaciones de los codos y las muñecas, abre y cierra los puños de sus manitas. En cualquier ecografía de la semana 15 se observa la gran vitalidad de los bebés que tienen edad gestacional: sus estructuras básicas están ya formadas y aún campan a sus anchas dentro  del útero materno.

  • Si no se trata del primer embarazo de la madre puede que note los movimientos fetales, como un ligero aleteo, pero si no nota nada aún no debe preocuparse. Las mujeres que son primerizas aún tardarán unas semanas. Tiene todo un catálogo de "gestitos": abre y cierra la boca, puede bostezar y hace movimientos de succión, y se empiezan a desarrollar las papilas gustativas. En diferentes estudios realizados, se sospecha que el sabor del líquido amniótico se modifica en función de la dieta materna.

  • Las orejas se encuentran implantadas a ambos lados de la cabeza, pero no estarán completamente formadas hasta dentro de unas semanas. Aún mantiene los párpados cerrados, pero dentro se forma el cristalino y la córnea.

  • Su sistema circulatorio y urinario ya funcionan. Aunque sus pulmones no se llenarán de aire hasta que nazca, rendimiento y respira y aspira líquido amniótico haciéndolos trabajar y evitando que los incipientes bronquios se colapsen.

Amniocentesis a partir de la semana 15 de gestación


A partir de esta semana es cuando se puede hacer la amniocentesis, es decir, la extracción, con la ayuda de un ecógrafo, de una pequeña cantidad de líquido amniótico pinchando en el abdomen de la madre, que sirve para detectar problemas cromosómicos, como el síndrome de Down. Antes no es posible realizarla porque la cantidad de líquido amniótico que hay hasta entonces es pequeña y existe un gran riesgo para el embarazo. No es una prueba dolorosa.

La mayoría de las mujeres se refiere a ella como molesta, pero nada más. Después, la futura madre tendrá que estar un par de días de reposo relativo e intentar no coger peso ni realizar importantes esfuerzos. Los 10 o 15 cm3 de líquido que se extrae se reponen en las siguientes horas.

Amniocentesis semana 15 de gestación

Qué siente la madre en la semana 15 de embarazo


No saber dónde se dejó el teléfono móvil o incluso salir a la calle con las zapatillas de casa, son "despistes" con una explicación: al parecer los cambios hormonales que se producen en el embarazo reducen algo el tamaño de las neuronas y modifican la interconexión que existe entre ellas y los neurotransmisores. Pero también es posible otra explicación: los pensamientos de la madre se encuentran centrados al cien por ciento en el bebé que crece dentro del útero.

Un consejo para alimentarte mejor

Para que el organismo aproveche al máximo el calcio es necesario contar con un buen nivel de vitamina D. Sus principales fuentes  son los productos lácteos (leche, yogur…) y el sol: la piel la genera por acción de los rayos solares. Basta con dar un paseo a la luz del día durante 15 minutos diarios, pero en el supuesto de que la madre deba hacer reposo y no pueda salir, existen suplementos vitamínicos que son inocuos en el embarazo.

Un consejo para aliviar molestias

Las infecciones urinarias (cistitis) son relativamente frecuentes en el embarazo. Para prevenirlas conviene beber al menos dos litros de líquidos al día y seguir una dieta rica en cítricos (naranjas, pomelos, kiwis, limones…) que aumentará la acidez de la orina y dificultará el crecimiento bacteriano.

 

Ángela del Tío