Dolor en el embarazo

Durante el curso del embarazo pueden producirse dolores localizados o generalizados, que aparecen y desaparecen o que pueden persistir a lo largo de toda la gestación. Algunos dolores acontecidos durante el embarazo pueden considerarse fisiológicos, es decir, propios de los cambios físicos, bioquímicos y hormonales de la gestación. Sin embargo, otros pueden ser dolores patológicos producidos por una enfermedad o una infección desencadenados o no por la gestación.