Embarazo: qué comer para evitar los ardores y el reflujo

Evita los alimentos grasos y los fritos o rebozados

embarazada con malestar

Sensaciones como las que produce el ardor de estómago y reflujo gástrico, muy habituales si estás en el segundo trimestre de embarazo. La culpa de esta desagradable sensación la tiene, por un lado, la presión que ejerce el útero sobre todo el sistema digestivo y, por otro, la acción de las hormonas, que relaja la válvula que impide que los alimentos ya en el estómago regresen al esófago.

Pero el ardor y el reflujo pueden aliviarse, incluso evitarse, siguiendo unos consejos de nutrición y estilo de vida. ¿Cómo? La nutricionista Marta González Caballero, autora del libro “Manual de Alimentación en el Embarazo”, nos da las pautas básicas.

Consejos para aliviar o evitar los ardores y el reflujo


Ardores de estómago

La presión que ahora ya empieza a ejercer el útero sobre el estómago y la acción relajante de las hormonas puede provocar que el esfínter que lo comunica con el esófago se abra y asciendan los jugos gástricos por él, cuyo recubrimiento no está preparado para la acidez de estos.

Acidez y reflujo

Para evitar la aparición acidez de estómago, puedes seguir estos consejos que nos da la nutricionista:

  • Evita los alimentos grasos y las cocciones grasas como los fritos y los rebozados.
  • Opta por preparaciones ligeras como la plancha, el horno, el papillote, el vapor o el hervido.
  • No consumas alimentos ni especias muy ácidas, como el vinagre o el limón.
  • No consumas fruta en ayunas ya que estimula la secreción de ácidos.
  • Fracciona las calorías en varias comidas pequeñas y continuadas.
  • No te acuestes inmediatamente después de comer o cenar. Dejar de dos a tres horas antes de ir a dormir. Cuando el estómago está vacío está menos propenso a producir exceso de ácido.

verduras

  • No duermas boca arriba, hacerlo en una posición semisentada. Para ello, colocar además de la almohada un cojín debajo. De esta forma, es más difícil que el ácido fluya hacia el esófago.
  • Evita los alimentos o bebidas que generan mayor acidez. Alimentos prohibidos son el chocolate, el té, el café, el alcohol o la menta, entre otros.
  • Reparte la toma de agua durante todo el día, sobre todo entre comidas.
  • Bebe lentamente y no tomar más de un vaso en las comidas principales.
  • Toma siempre el agua y los refrescos sin gas.
  • Evita la ropa ajustada por el abdomen y la cintura.

embarazada con vaso de agua

 

Ángela del Tío