Cuidados preconcepcionales antes del embarazo

Suplementos vitamínicos

Si ha planificado su embarazo, es recomendable que haya realizado una consulta preconcepcional con su tocólogo o médico de familia algunos meses antes. En ella pueden adelantarse algunas acciones de la primera consulta prenatal, como una anamnesis (historia clínica) que permita valorar el riesgo gestacional e identificar factores de riesgo modificables (sobrepeso, hipertensión, tabaquismo…), y una exploración con realización de citología que evitará su realización en el primer trimestre, la cual suele producir incómodos sangrados por la mayor friabilidad del cuello uterino provocada por los cambios hormonales del embarazo. Además, la podrá recibir los primeros consejos higiénico-dietéticos y resolver las dudas que se le planteen.

Si está tomando alguna medicación, se podrá ajustar para evitar aquellas contraindicadas. Si padece alguna enfermedad crónica y/o grave, como diabetes mellitus, cardiopatías congénitas, tromboembolismo, insuficiencia hepática o renal, enfermedades autoinmunes (lupus, síndrome autofosfolípido…), VIH, etc, tiene algún antecedente obstétrico desfavorable o existen enfermedades hereditarias en la familia de alguno de los padres, es fundamental recibir un asesoramiento preconcepcional específico por su tocólogo antes del primer mes de embarazo e incluso por un equipo multidisciplinar.

Suplementos Vitamínicos  


Una de las acciones más importantes que se puede emprender antes del primer mes de embarazo es el inicio de la toma de ácido fólico para prevenir defectos del tubo neural (espina bífida),  ácidos omega 3 que beneficien a la implantación placentaria y yodo para el correcto desarrollo neurológico fetal. Se debería comenzar su ingesta al menos entre uno y tres meses antes de la concepción y siempre en las dosis adecuadas.  

Consulta con tu médico si puedes comenzar la ingesta de yodo en caso de padecer alguna enfermedad tiroidea o si se debe incrementar la dosis de ácido fólico o cambiarlo por ácido folínico en caso de estar tomando medicación anticonvulsivante o padecer algunos tipos de anemia macrocítica.