Lactancia: Cómo corregir el mal enganche del bebé al pecho

Hay que dar con la postura más cómoda para madre e hijo

A veces la lactancia materna es complicada. Si la madre nota que el bebé no se ha enganchado bien al pecho, ha de intentar corregirlo cuanto antes.

"Debe intentar probar otras posturas en la que el niño y la madre estén cómodos, hasta conseguir el agarre del niño", afirma Begoña Sanchís, enfermera e integrante de la Comisión de Lactancia del Hospital de Manises (Valencia). "No debemos esperar a que el niño tenga mucha hambre –prosigue–, hay que intentarlo antes porque sino se pondrá muy nervioso y no se consigue un buen agarre".

 

Descarga los consejos para una buena lactancia

Consejos lactancia materna

 

Signos de mal agarre del bebé al pecho


  • El bebé no extrae la leche del pezón.

    Te en cuenta que el bebé no chupa del pezón. Si lo hace así, es que se produce un "mal agarre". La leche sale porque el bebé con su lengua empuja los senos galactóforos (donde se acumula la leche) que se encuentran en el pecho materno, y no porque chupe como si se tratara de una pajita o la tetina de un biberón.
  • Mal agarre: lengua al borde del pezón

    "Para detectar este mal agarre debemos observar si el bebé tiene la lengua al borde del pezón en vez de estar debajo del seno y las mejillas punzadas sobre el pezón. En esta posición el bebé no obtiene casi nada de leche y en cambio hay un gran riesgo de provocar dolores y grietas en el pezón", explica la experta en Lactancia Begoña Sanchís.
  • ¿Y si el bebé no se agarra bien al pecho?

    Si el bebé no amamanta en la postura correcta, pueden surgir problemas como:
    • Dolor y grietas en los pezones, mastitis o ingurgitación (retención de leche que produce una hinchazón).
    • El bebé necesita más tiempo para obtener la leche que necesita. Por eso las tomas pueden llegar a durar hasta media hora. Además enseguida querrá volver a comer enseguida, antes de una hora.
    • Como la producción de leche depende de la succión del bebé, si el niño no mama bien, la madre "fabricará" menos leche.

Posturas para coger al lactante


 

Existen varias posturas, cuando se da de mamar, como nos comenta Begoña Sanchís:

De acunamiento. ¿Y si el bebé no se agarra bien al pecho?

Es la más tradicional lo más frecuente es coger al bebe con un brazo, y colocarle cruzado sobre el pecho de forma que el bebé queda frente al pecho utilizar el brazo del mismo lado que el pecho que se ofrece al bebé para sostener el cuerpo del pequeño. Pero no es la única.

Postura lactancia en público

Agarre de balón de rugby

En esta postura la madre sostiene al bebé al lado de su cuerpo; es adecuada para las mujeres a quienes les han practicado una cesárea (porque el bebé no ejerce presión sobre el vientre materno) y para las que tienen senos muy voluminosos o han tenido gemelos.

postura balon de rugby

Postura de acunamiento cruzado

Es similar a la postura de acunamiento previamente descrita, con la salvedad de que la madre utiliza el brazo contrario al del pecho que ofrece al bebé para sostener el cuerpo del pequeño. Algunas madres consideran que adoptando esta postura resulta más fácil controlar si el bebé se ha agarrado bien al pecho.

 

Acostada de lado

Esta postura, en la cual la madre se estira sobre un costado de cara al bebé, permite a la madre descansar mientras amamanta al bebé y también es habitual en las mujeres a quienes les han practicado una cesárea.

 

postura lactancia acostada de lado

En las primeras horas tras el parto es normal que la madre se encuentre cansada y si además le han practicado una cesárea, con muchas molestias. Son momentos muy complicados, y al mismo tiempo fundamentales si su intención es dar de mamar a su bebé. 

 

Ángela del Tío