Lactancia materna: por qué debe ser siempre a demanda

Tomas sin horarios rígidos y duración variable

Lo habrás oído, lactancia a demanda… Pero, ¿qué significa exactamente esta expresión? Además de dar la postura más cómoda para que en la lactancia materna no surjan problemas, es fundamental que sea a demanda, es decir, cuando el niño lo pida. Si el bebé gana peso y no llora es que lo estás haciendo bien.

Qué significa dar el pecho a demanda


  • Sin horarios rígidos en las tomas

    Esto quiere decir que el bebé deber ser alimentado cuando él lo pida, independiente del tiempo que haya pasado desde la última toma. Solo de esta forma, la madre produce la cantidad de leche que su bebé necesita. Por lo tanto, no hay un número determinado de tomas diarias.  
  • Tomas de "diez minutos por pecho", un mito.

    La composición de la leche materna varía a lo largo del día y de la toma. Al comienzo de ésta contiene más agua y proteínas, y al final es más rica en grasa. Si se marcan tomas de "10 minutos por pecho", puede que el bebé no llegue a la leche que más sacia, Consecuencia: que al poco tiempo pida volver a comer. El bebé se separa él solo del pecho cuando ha terminado. Además, hay signos que demuestran que el niño se encuentra saciado:
    • Se le ve relajado, con los ojos entreabiertos
    • Con las manitas abiertas
    • Si le ofreces el otro pecho, no abre la boca

bebé mamando

  • Vaciar bien un pecho antes de cambiar al otro

No hay necesidad de que el bebé tenga que mamar de los dos pechos en cada toma. Hay que intentar que vacíe uno bien antes de pasar al otro, e iniciar la toma siguiente por este último.

Un consejo: haz caso a las señales de hambre del bebé.

No se tiene que esperar a que el bebé llore para darle de mamar. Si lo hace es que lleva ya mucho tiempo sintiendo el estómago vacío. Hay otras señales que nos indican que el bebé desea comer:   

  • Se chupa las manitas
  • Hace movimientos de succión
  • Está despierto e inquieto
  • Gira la cabecita buscando el pecho

 

Ángela del Tío