Una dieta rica en marisco puede ayudar al embarazo

27 Jun 2018
Marisco en la dieta y fecundidad

El marisco aporta proteínas y cuenta con grasas saludables del tipo omega3, además de algunos minerales como el yodo y el hierro, muy recomendables en la gestación. Además de estas ventajas nutricionales, tradicionalmente se le atribuyen propiedades afrodisíacas, que no se han demostrado científicamente, pero que ahora podrían cierta parte de verdad. Un estudio de la Escuela de Salud Pública TH Chan de la Universidad de Harvard en Boston (Estados Unidos) concluye que las parejas que consumen habitualmente marisco mantienen más relaciones sexuales y consiguen quedarse embarazadas antes.

Los investigadores sostienen que estos resultados se producen cuando se consumen dos o más raciones de marisco a la semana y han visto que los embarazos no están directamente relacionados con el aumento de la actividad sexual de la pareja. Después de un año de estudio, el 92% de las parejas que siguieron una dieta rica en maricos había logrado el embarazo, frente a un 79% de las que se alimentaron con menos pescado y marisco.

Marisco para los dos progenitores

Para llegar a estas conclusiones, el estudio incluyó a 501 parejas que querían ser padres y que participaron en el Estudio Longitudinal sobre la Fertilidad y el Medio Ambiente (Estudio LIFE). Se observó una relación directa entre el consumo de mariscos y la frecuencia de las relaciones sexuales, así como de una mejora en la fecundidad. También se detectó un mayor efecto positivo cuando ambos modificaban su dieta, no solo las futuras madres, sino también los padres.

Cuando ambos miembros de la pareja comieron mariscos el mismo día, las probabilidades de mantener relaciones sexuales aumentaban un 39% frente a los que no habían incluido este alimento en su dieta. Además, los que tomaban al menos ocho raciones de pescado o marisco al mes, mejoraban su tasa de fecundidad. En ambos casos, el estudio destaca la necesidad de que sean ambos miembros de la pareja los que incluyan el marisco en su dieta, ya que las cifras mejoraban considerablemente.

La dieta influye en el embarazo

Los investigadores destacan que los resultados del estudio demostraría la necesidad de orientar a los futuros padres sobre la importancia de la dieta a la hora de buscar un embarazo. Además, sostienen que la alimentación es esencial en ambos miembros de la pareja. Ambos deben cuidarse para lograr un embarazo saludable y un futuro bebé sano. Otros estudios ya habían sugerido que una ingesta rica en mariscos puede mejorar la cantidad y la calidad de los espermatozoides, así como favorecer la ovulación y la función del ciclo menstrual y mejorar la calidad embrionaria y el desarrollo embrionario temprano.

Alimentación saludable antes de la gestación

La alimentación debe ser saludable antes y durante el embarazo. Uno de los alimentos recomendables para los futuros padres es el pescado y también el marisco por ser fuentes de omega 3. Los ácidos grasos omega 3 son grasas poliinsaturadas, necesarias para el organismo pero que el ser humano no puede fabricar por sí mismo, por lo que debe ingerirlos en la alimentación. Durante el embarazo, el omega 3 favorece el desarrollo neurológico del feto y posteriormente del recién nacido durante la lactancia.

El pescado es la fuente principal de ácidos grasos omega 3 en la dieta y se encuentra fundamentalmente en atunes, sardinas o salmones, que son los que presentan mayor porcentaje de estos nutrientes. Los mariscos también se consideran una fuente discreta (mejillones, almejas, quisquillas o berberechos, entre otros).

Existen numerosos estudios sobre los beneficios de los omega 3 antes y durante el embarazo. En ellos se destaca los efectos positivos sobre la preeclampsia (o hipertensión durante la gestación), el control del colesterol, su intervención en el desarrollo del cerebro del futuro bebé, la prevención del parto prematuro o del bajo peso del bebé al nacer o su función clave para la formación de la retina del niño, además de ayudar a prevenir la depresión posparto.

Dori Delgado