Embarazadas con nivel bajo de vitamina D podrían sufrir preeclampsia

10 Feb 2014

 

Los niveles bajos de vitamina D durante las 26 primeras semanas de embarazo podrían hacer que la embarazada sufra preeclampsia, una forma grave de hipertesión y una de las principales complicaciones del parto. Es la conclusión de un reciente estudio de la Universidad de Pittsburgh, que se ha publicado "on-line" en la revista "Epidemiology".

Los investigadores estudiaron los niveles de vitamina D en sangre de mujeres embarazadas que poco tiempo después desarrollaron preeclampsia, además de analizar las muestras de sangre de otras 3.000 gestantes que no sufrieron dicha complicación del embarazo. Según los resultados del estudio, tener unos niveles adecuados de vitamina D en sangre reduce en un 40 por ciento el riesgo de preeclampsia grave. Y el riesgo general de padecer esta dolencia en las mujeres que participaron en el estudio se situó en un 0,6 por ciento.

Relacionan vitamina D y embarazo sano

Se trata de una de las mayores investigaciones que se ha realizado hasta la fecha sobre la relación del déficit de vitamina D y la aparición de preeclampsia. La autora del estudio, Lisa Bodnar, profesora de la Universidad de Pittsburgh, ha asegurado que los expertos van descubriendo cada día más funciones de la vitamina D que van más allá de la buena salud ósea. Parece que la vitamina D desempeña también una labor clave en el desarrollo de un embarazo sano. Tampoco ha podido probarse que la preeclampsia leve y la grave tengan un mismo origen: los científicos creen que estas dos patologías se deben a causas diferentes.

De todas formas, la doctora Bodnar espera que se realicen más estudios sobre la vitamina D y la preeclampsia que confirmen la causalidad entre ambos factores, algo que no ha podido ser demostrado en esta investigación. Este estudio ha sido impulsado por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.