Qué sabe la Ciencia sobre dietas veganas y embarazo

03 Jul 2019
Dietas veganas en el embarazo: carencias y beneficios para madre y bebé

¿Te interesa conocer qué evidencia científica existe sobre las dietas veganas y vegetarianas en el embarazo? Tres matronas de la ciudad de Cuenca lo han analizado en un estudio que ha sido presentado -y galardonado- durante en XVIII Congreso de la Federación de Asociaciones de Matronas de España, celebrado en Málaga del 6 al 8 de junio. El fin de la investigación era averiguar los beneficios y riesgos de seguir una dieta vegana durante la gestación y la lactancia.

Se calcula que actualmente cerca del 8% de la población mayor de edad sigue una alimentación básicamente vegetariana. No se conoce el porcentaje de embarazadas veganas, pero lo cierto es que este tipo de dietas es más común entre mujeres jóvenes y de mediana edad. Las matronas Eva Durán Martín (autora principal del póster premiado en dicho congreso), Catuxa Argibay González e Irene García Rodríguez son la responsables de esta revisión de estudios sobre dieta vegetariana y veganismo en embarazadas y madres lactantes.

Beneficios de la dieta vegana en embarazadas y bebés

Las investigadoras hallaron que las ventajas de la alimentación vegetariana o vegana sólo se registraban cuando las dietas estaban bien planificadas durante el embarazo y la lactancia. Estos son los beneficios hallados en diversos estudios, tanto en gestantes como en bebés:

  • Disminuye el riesgo de preeclampsia (tensión alta en el embarazo).
  • Previene la diabetes gestacional.
  • Menos riesgo de obesidad y de ganancia excesiva de peso en el embarazo.
  • Menos calambres en los gemelos entre gestantes veganas, al consumir más alimentos ricos en potasio.
  • Puede mejorar el crecimiento del feto.
  • Se reduce la exposición a tóxicos en el embarazo.
  • Podría prevenir enfermedades infantiles como sibilancias, eccema o diabetes tipo I.

Carencias y déficits del veganismo en la gestación

La investigación halló estas desventajas en una dieta vegana mal regulada durante los meses de gestación. Por ello, las autoras del estudio proponen una asesoramiento nutricional personalizado de las embarazadas que sigan este tipo de alimentación, con una "evaluación profesional de la dieta y seguimiento analítico". Además, realizarían recomendaciones de alimentos enriquecidos y suplementos nutricionales para paliar las carencias. El objetivo es que la gestante aprenda a ingerir a diario todos los grupos de alimentos. Estas son las principales carencias halladas en gestantes veganas cuyas dietas no estaban supervisadas por especialistas:

  • Déficits nutricionales que inciden en nutrientes básicos para el embarazo como omega 3, hierro, vitamina B12, zinc, vitamina D, calcio y proteínas.
  • Se detecta una mayor incidencia de depresión posparto en gestantes veganas.
  •  Al tener una ingesta notable de fitoestrógenos, se investigan los posibles efectos secundarios.
  • Hallada una mayor tasa de falsos positivos en la detección de síndrome de Down entre embarazadas vegetarianas.
Carmen Arnanz
Redactora experta en Salud