Lactancia materna: protege la salud cardiovascular de las madres

21 May 2019
Dar el pecho protege la salud cardiovascular de las madres

Un nuevo estudio lo confirma: la lactancia materna es beneficiosa para la salud cardiovascular de las madres. La investigación, realizada en Grecia, estima que amamantar a los bebés podría reducir el riesgo de enfermedad cardiaca en la menopausia. Y la protección aumenta cuanto mayor es el tiempo (más de seis meses) que la mujer da el pecho a su hijo. Los resultados se han presentado en la reunión anual de la Sociedad Europea de Endocrinología, ECE 2019.

El estudio descartó otros factores de riesgo que afectan a la salud del corazón como el peso, la edad, los niveles del corazón o el consumo de tabaco. La conclusión es que las mujeres que amamantaron más tiempo tenían niveles notablemente más bajos de enfermedad cardiaca y de sus factores de riesgo.

Los expertos investigan el papel de la prolactina

Se sabe que los niveles de la hormona prolactina están más elevados en las madres que dan el pecho. Y también se sabe por otros estudios que la prolactina reduce el riesgo de diabetes, un factor de riesgo clave en la salud del corazón. Por eso los investigadores dirigidos por la profesora Lambrinoudaki, de la Universidad de Atenas, están investigando ahora cómo actúa la hormona prolactina sobre el azúcar en sangre. La directora del estudio explica que las madres tienen ahora más razones para dar el pecho a sus hijos durante todos los meses que les sea posible. Actualmente las bajas por maternidad y los escasos permisos de lactancia hacen que sea difícil sobrepasar los seis meses de lactancia exclusiva.

No es el primer estudio que indica el factor cardiovascular protector de la lactancia materna. En otros informes recientes se encuentra una conexión entre amamantar al bebé y un menor riesgo de diabetes, colesterol, tensión alta y enfermedad cardiaca.

Beneficios de dar el pecho

Se trata de una evidencia más sobre los beneficios de la lactancia materna en la madre, que se unen a otras investigaciones. Otros estudios relacionados con los beneficios de la leche materna demuestran que:

  • La lactancia materna reduce el riesgo de depresión posparto,  ya que la madre se tranquiliza al comprobar que puede alimentar a su bebé con su propia leche.
  • Amamantar al bebé ayuda a reducir el riesgo de sufrir ciertos tipos de cáncer (como el de mama y el de ovario).
  • Ayuda a la madre a mantener un peso corporal saludable en el posparto, regulando sus niveles de azúcar en sangre.

 

Carmen Arnanz
Redactora experta en Salud