Tomar omega 3 en el embarazo reduce el riesgo de parto prematuro

22 Nov 2018
Tomar omega 3 en el embarazo, menos parto prematuro

Una nueva investigación confirma que tomar ácidos grasos omega 3 durante el embarazo reduce el riesgo de parto prematuro. La revisión realizada por Cochrane, organización internacional que ayuda a la toma de decisiones basadas en la práctica clínica diaria, ha comprobado que aumentar la ingesta de DHA (omega 3) durante la gestación ayuda a reducir los nacimientos prematuros. Se demuestra así que la suplementación con omega 3 es una estrategia efectiva para prevenir que se produzcan partos antes de tiempo.

Cada año se producen unos 15 millones de nacimientos prematuros en todo el mundo, lo que se considera una urgencia médica de primer orden. El parto prematuro es la primera causa de muerte en niños menores de cinco años. Además, los bebés prematuros tienen un gran riesgo de sufrir complicaciones y secuelas graves en la vista y la audición, problemas del desarrollo y dificultades para el aprendizaje.

La duración de la mayoría de los embarazos oscila entre las 38 y las 42 semanas. Los bebés prematuros son los nacidos hasta la semana 37 de gestación, lo que les coloca en un elevado riesgo de mortalidad o de tener una salud frágil, según los expertos de esta organización internacional de investigadores.

Beneficios de tomar omega 3 en el embarazo

El equipo de expertos de Cochrane han estudiado detalladamente los ácidos grasos omega 3 (especialmente los DHA y EPA) y su papel en la reducción de partos prematuros. Los citados ácidos DHA y EPA se encuentran especialmente en el pescado y en los suplementos vitamínicos. Los investigadores revisaron 70 estudios randomizados y controlados (los más fiables) en los que participaran 19.927 mujeres,  y concluyeron que incrementar la toma de omega 3 en la mujer embarazada supone:

  • Menor riesgo de tener un niño prematuro (con menos de 37 semanas de gestación)
  • Menor riesgo de que este bebé prematuro tenga menos de 34 semanas de gestación
  • Menor riesgo de tener un bebé pequeño, con menos de 2.500 gramos de peso

Se trata de un hallazgo importante para las embarazadas porque existen muy pocas formas de prevenir los partos prematuros. Aún no se conocen bien los mecanismos que ponen en marcha un parto antes de tiempo, por lo que es muy complicado para los médicos poder anticiparse. Por eso la suplementación con omega 3 en el embarazo despierta un gran interés entre la comunidad científica. La nueva revisión Cochrane actualiza la investigación realizada en 2006 y respalda la práctica de muchas mujeres que ya toman suplementos con omega 3 durante su gestación, bien sea por decisión propia o por consejo de su ginecólogo.

Alimentos ricos en omega 3

Muchas mujeres embarazadas no toman pescado a menudo, según comprobaron los expertos en su revisión de estudios. Los especialistas aconsejan a las gestantes tomar el pescado más adecuado para ellas (de tamaño pequeño o mediano, para evitar la toxicidad por metilmercurio). Otra opción es ingerir suplementos con omega 3, una práctica que según la evidencia científica puede mejorar la salud de las madres y de los bebés. No existen tantos alimentos ricos en omega 3  en nuestra alimentación pero la embaraza debe incorporar a su dieta los que considere más saludables. Los frutos secos (con moderación) y pescados como el salmón o sardina son buenas opciones.

 

 

Carmen Arnanz
Redactora experta en Salud