Tomar suplementos con omega 3 y probióticos en el embarazo puede prevenir alergias infantiles

14 Mar 2018
Omega 3 y probióticos en el embarazo

La dieta que la futura madre siga en el embarazo puede ser determinante para que el futuro bebé desarrolle o no ciertas alergias. Un estudio británico ha encontrado una relación directa entre ambos factores que sugiere que la alimentación de la embarazada influye en el riesgo de alergias y eccemas infantiles. Los científicos del Imperial College London han centrado sus investigaciones en los suplementos de aceite de pescado (omega 3) y en los probióticos, y han analizado más de 400 informes elaborados sobre un millón y medio de participantes en la investigación.

Las mujeres embarazadas que tomaban una cápsula diaria de aceite de pescado durante las 20 primeras semanas de embarazo y también en los primeros tres o cuatro meses de lactancia redujeron un 30% el riesgo de que sus hijos desarrollaran alergia al huevo, según el estudio, avalado por la Agencia de Regulación Alimenticia Británica.

La ingesta de suplementos probióticos diarios durante las primeras 36 a 38 semanas de embarazo y en los primeros tres-seis meses de lactancia consiguió reducir el riesgo de eccemas infantiles en un 22%, según las conclusiones del estudio publicados en la revista ‘PLOS Medicine’.

Dieta y alergias alimentarias

Las alergias infantiles a alimentos y el eccema en los niños son cada vez más frecuentes. Muchos expertos han sugerido que la dieta de la mujer durante el embarazo puede estar relacionada con el desarrollo de alergias en su bebé, pero hasta el momento no se contaba con un análisis completo sobre este asunto, subrayan los autores.

La investigación sugiere que los suplementos de aceite de pescado y probióticos pueden ayudar a rebajar el riesgo de que un niño desarrolle afecciones alérgicas y destaca que estos hallazgos deberían tenerse en cuenta para actualizar las pautas y recomendaciones para las mujeres embarazadas.

Alimentos potencialmente alergénicos como huevos, lácteos o nueces durante el embarazo no influyeron en las alergias o eccemas infantiles, explica el informe británico. De hecho, el equipo evaluó numerosos factores dietéticos durante la gestación, entre ellos frutas, verduras y vitaminas, pero no halló pruebas claras de que ninguno afectara al riesgo de alergias.

Suplementos probióticos

El estudio británico evaluó 28 ensayos de suplementos probióticos durante el embarazo en los que participaron 6.000 mujeres. Los probióticos contienen bacterias vivas que pueden influir en el equilibrio natural de la flora intestinal. Otras investigaciones han vinculado la falta o escasez de esta flora intestinal con riesgos de padecer alergias.