Los suplementos con omega 3 en la lactancia mejoran la leche materna, según un estudio

16 Abr 2015

 

La suplementación con omega 3 (DHA) a las madres lactantes aumentos los niveles de ácidos grasos esenciales en la leche materna y en sangre, lo que podría ayudar a sus bebés a mejorar sus niveles de omega 3. Son la conclusiones de una investigación de Abbot Nutrition, publicada en la revista científica “Prostaglandins, Leukotrienes and Essential Fatty Acids” (PLEFA).

En el estudio, se controló a 89 madres lactantes a las que se les proporcionó durante seis semanas después de parto dosis de 200 mg o 400 mg de DHA en su dieta; y un grupo de entre las madres estudiadas recibió placebo. Los niveles de ácidos grasos esenciales en el plasma sanguíneo materno y en la leche materna se registraron al principio y al final de la investigación.

Omega 3, beneficios en la leche y plasma maternos

Los investigadores comprobaron que los niveles de DHA en la leche y el plasma maternos eran mejores en el grupo de madres que habían consumido 200 o 400 mg al día de este ácido esencial en su dieta durante seis meses, respecto a las que habían tomado placebo. Y la diferencia se significativa: el aumento de niveles de omega 3 es del 50% y del 123% respectivamente cuando se suplementaba con 200 mg de DHA; en el caso de la suplementación con 400 mg de DHA, se hallaron unos incrementos del 71% en leche materna y del 101% en plasma materno.

También los niveles de omega 3 en el plasma sanguíneo del bebé son mejores en caso del grupo de niños amantados por madres que tomaban suplementos de DHA. Y estos ácidos grasos esenciales omega 3 son clave para el desarrollo cerebral de los niños, especialmente en la primera infancia.

El estudio añade que numerosos consensos internacionales recomiendan al menos tomar 200 mg al día de DHA para mujeres embarazadas y lactantes. Pero en un reciente estudio se concluye casi tres cuartas partes de las mujeres embarazadas no siguen las recomendaciones europeas sobre omega 3.