Lo que se puede y no se puede pedir en un plan de parto

Puedes cambiar tus decisiones al dar a luz según sea el proceso

Si no llevo un plan de parto, ¿no podré comunicar mis preferencias a los profesionales que me atiendan?


Contrariamente a lo que se piensa, aunque hoy en día está muy de moda el plan de Parto, no es muy frecuente que las mujeres acudan al centro en que van a ser atendidas con ese documento. Por ello, en la mayor parte de los casos, la comunicación de preferencias se realiza directamente durante el propio proceso.

Asesórate previamente sobre las opciones disponibles en el hospital, y comunica en todo momento a los profesionales tus dudas y deseos para que, en la medida de lo posible, puedan adaptar a ellas los cuidados que te brinden.

¿El plan de parto es válido legalmente?


Dicho plan de parto es un documento que recoge la voluntad de la usuaria y como tal, es un reflejo del derecho a la información y respeto a las decisiones libremente adoptadas por los usuarios recogida en la:

Ley 41/2002, de 14 de Noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica. BOE 274 (15 de Noviembre de 2002).

¿Existen límites al plan de parto?


El documento no puede contemplar la  elección de prácticas no aconsejadas actualmente por la evidencia científica por ser innecesarias o perjudiciales en el curso de un parto normal. Las diferentes alternativas deben garantizar en todo caso tu salud y la del bebé.

¿Qué no puede incluirse en un plan de parto?


⇒   Solicitar alternativas que no sean igual de eficaces y seguras. 

Por ejemplo, una cesárea -sin existir indicación clínica para la misma- frente a un parto vaginal.

La cesárea es una intervención quirúrgica indicada para resolver determinadas complicaciones. Frente a un parto vaginal, presenta mayores riesgos, por lo que no puede solicitarse como alternativa para su atención: no es igual de segura aunque sea eficaz. 

⇒   Solicitar alternativas que por las circunstancias particulares de cada centro y capacitación de los profesionales no puedan ser ofrecidas: por ejemplo, parto en el agua.

  Plan de parto: índice de preguntas⇒⇒

¿Qué aspectos pueden ser incluidos en un plan de parto?


Como decíamos, los aspectos que pueden ser incluidos en el plan de parto abarcan aquellas alternativas seguras y eficaces para afrontar los diferentes acontecimientos que tendrán lugar. Por ejemplo, posiciones para la dilatación, uso de material de apoyo, acompañamiento…

  • Acompañamiento

  Aquí puedes manifestar el deseo de ser acompañada por la persona de tu elección. Esta circunstancia es muy recomendable. Habitualmente solo se permite el acompañamiento por parte de una única persona de apoyo. También puedes comunicar el grado de participación de dicha persona en todo el proceso.

  • Espacio físico y medidas de confort

  En este punto debes tener en cuenta que no existe uniformidad en cuanto a instalaciones, equipamiento, características de las salas de dilatación y parto, tipo de habitaciones…  Por ello, es necesario que te informes durante el embarazo de las opciones que tienes a tu disposición en el centro donde tendrá lugar el proceso, para poder manifestar tus preferencias entre aquellas que estén disponibles o plantear alguna petición previamente. Tu plan de parto puede recoger aspectos como:

  -   Medidas para favorecer la intimidad y el confort (usar tu propia ropa o la ropa proporcionada por el centro, luz tenue, uso de música, consideraciones sobre la atención por parte de personal en formación...)

 -    Preferencia por técnicas farmacológicas o no farmacológicas para el alivio del dolor (epidural, óxido nitroso, bañera, libertad de movimientos…)

 -    Uso de material de apoyo: pelotas, cojines, espejos, sillas para partos, etc. También podrías hacer constar que deseas utilizar algún material propio si el hospital no dispusiera de él y fuera posible su uso en el entorno hospitalario.

En caso de circunstancias personales especiales, puedes expresar otras necesidades que te gustaría que fueran tenidas en cuenta durante el parto.

  • Desarrollo del parto y puerperio

      Aquí puedes manifestar tus preferencias en cuanto a:

      -    Movilidad durante el parto.       -    Participación de tu persona de apoyo.

      -    Uso de enema.                         -    Donación de sangre de cordón umbilical.

      -    Uso de bañera/ducha.              -    Corte precoz o tardío del cordón.

      -    Preferencias para el posparto  - Tipo de pujo en la fase expulsiva.

      -    Aspectos que se deben tener en cuenta en caso de complicaciones.

      -    Preferencia sobre determinados procedimientos alternativos: monitorización fetal, canalización de vía venosa...

  • Lactancia

Puedes exponer tu decisión sobre el tipo de lactancia que deseas para tu bebé así como tus deseos o necesidades para el mejor inicio de la misma. 

  • Cuidados del recién nacido  

  En este caso pueden expresar aspectos como:  

          - Contacto piel con piel con el recién nacido y participación de la pareja o acompañante en ese momento o en caso de no poder estar la madre tras una cesárea o complicaciones de parto       

            - Realización de procedimientos y/o administración de fármacos y vacunas.        

             - Higiene del bebé.

  • Otras observaciones  

Aquí puedes incluir otros aspectos que consideres relevantes.

Tras elaborar el documento, debes firmarlo y remitirlo al centro al que acudirás para el parto.

plan de parto

.

¿Dónde presentar el plan de parto?


Salvo que haya un circuito especial para la recepción del documento en el centro donde vayas a acudir -pueden informarte los profesionales que te atienden durante el embarazo-, es conveniente enviar 3 copias:

  • Al servicio Atención al Usuario
  • Al servicio de Ginecología y Obstetricia
  • Al servicio de Neonatología

¿Y si no puede llevarse a cabo mi plan de parto?


⇒ Aunque hayas preparado con dedicación tu plan…

⇒ Aunque el centro en que atienden tu parto sea ejemplar en la aplicación de las medidas que favorecen tu confort y sus criterios de actuación estén basados en las mejores evidencias científicas… 

⇒ Aunque todo haga prever el desarrollo de un parto normal…

plan de parto

Has de considerar que como hecho fisiológico el proceso de parto tiene muchos ingredientes que escapan de nuestra voluntad. Date también la oportunidad de vivir el proceso con la libertad de expresarte según van ocurriendo los acontecimientos, de disfrutarlo, de experimentar el lado menos racional y científicamente argumentado del mismo. Que en ningún caso el propio documento sea un condicionante que afecte a tu toma de decisiones.

A veces por complicaciones como, por ejemplo, una cesárea de emergencia, será inevitable renunciar a algunas de las consideraciones del plan de parto. Tienes que estar preparada para esta eventualidad. Una comunicación fluida y una relación de confianza y respeto mutuo con los profesionales, te ayudará a resolver cualquier duda y a sentirte apoyada, sea cual sea la circunstancia que toque vivir en esos cruciales momentos de tu vida y la de tu bebé.

 

Plan de parto: índice de preguntas⇒⇒

 

Laura Pérez
Matrona