Consulta al ginecólogo antes de quedarte embarazada

Por qué tomar ácido fólico meses antes de concebir

 

La asistencia médica antes de quedarte embarazada es muy importante, ya que puede ayudar a detectar y tratar enfermedades que sabemos que están asociadas a un mayor número de abortos, a problemas graves durante el periodo de gestación tanto para la madre como para el bebé o a malos resultados perinatales. Por otra parte dicha consulta previa nos servirá para facilitarles una serie de consejos que ayudarán sin lugar a dudas a un control más adecuado de su embarazo.

  Consulta al ginecólogo antes de tu embarazo
Dr. Miguel Ángel Herraiz Martínez
Catedrático y Jefe de Obstetricia del
Hospital Clínico de San Carlos de Madrid
Ecografia4d. San Sebastián de los Reyes
 
 
 
Esta consulta preconcepcional en España no llega al 17 por ciento del total de mujeres que desean quedar embarazadas. Por este motivo escribo estas líneas, para que toméis conciencia de su importancia. Puede efectuarla tanto el médico de familia como el ginecólogo en los centros de planificación familiar. En algunos casos puntuales, deberán realizarla los genetistas para establecer un adecuado consejo genético.
 
El realizar esta consulta mejora muchísimo las probabilidades de quedar embarazada y de que existan menos problemas a lo largo de la gestación. En mujeres con patologías previas como diabetes, hipertensión, enfermedades renales, hepáticas o tiroideas es fundamental programar, junto con su especialista, el momento adecuado para intentar quedar embarazada.
 
También se beneficiarán las mujeres que hayan tenido un embarazo anterior problemático, como por ejemplo preeclampsias, crecimientos intrauterinos restringidos o amenazas de parto pretérmino, ya que podremos establecer pautas para intentar que no vuelvan a producirse en el siguiente embarazo. Por supuesto a quién va dirigida esta consulta antes del embarazo es a la mujer sana, que es la más frecuente y la que de verdad puede beneficiarse.
     
     
     
Mujeres susceptibles de consejo preconcepcional
Diabetes anterior, diabetes gestacional en gestación previa.
Edad igual o superior a 35 años. Pacientes en estudio de esterilidad.
Mujer con antecedentes de aborto. Exposición a tóxicos o a grandes esfuerzos físicos laborales.
Portadora de HIV o con historial de drogadicción. Toma de fármacos que puedan afectar al embarazo.
Enfermedades crónicas, epilepsia, cardiopatías.
Antecedentes de enfermedades propias de la gestación.
Antecedentes de malformaciones, problemas genéticos personales o familiares.

 

 
Las ventajas de universalizar la consulta preconcepcional son incuestionables, no sólo a las que podemos ver en dicha tabla de mujeres susceptibles, sino también a las mujeres sanas, ya que podremos identificar con una breve historia clínica y analítica muchos factores de riesgo para el embarazo que ni siquiera la mujer sospechaba, como por ejemplo hipotiroidismos subclínicos.
 
 

Sin alcohol y sin tabaco antes del embarazo

 
Además, tendremos la oportunidad de modificar hábitos perjudiciales como el consumo de drogas, alcohol y tabaco y darles una serie de consejos dietético-nutricionales de suma importancia para que su embarazo evolucione correctamente.
 
Solicitaremos analítica completa de sangre y orina por si existiese alguna alteración como anemia o disminución de las plaquetas, grupo y Rh por si existiesen problemas de sensibilización al factor Rh y. Por último, realizaremos una batería completa de serologías, haciendo hincapié en la rubéola y en caso de ser negativa vacunar a la mujer antes de quedar embarazada.
 
 
     

Tests de laboratorio antes del embarazo


Sistemático de sangre, bioqímica, sistemático de orina. Grupo y RH (Test de Coombs indirecto)

Serologías: Toxoplasma y rubéola, vacunando si es preciso. Lúes,  Clamidia, HIV, VHB, Gonorrea y TBC.

Citología de triple toma
 
  Tests de laboratorio antes del embarazo
               


 

 

La importancia del ácido fólico antes de la gestación

 
Es imprescindible educar a la futura madre para que no tenga problemas al principio del embarazo. ¿Cómo? A través de una consulta prenatal precoz que le ofrezca consejo nutricional e información sobre los suplementos de folatos, yodo y otras vitaminas y minerales antes del embarazo. Además, debe que evitar a toda costa el tabaco, alcohol y drogas, así como los fármacos que no estén supervisados por un médico.
 
 
     
  Por último, quiero subrayar la importancia de la toma de ácido fólico, yodo, vitaminas del grupo B y D  y algunos minerales como el zinc unas semanas antes del embarazo. Todos estos componentes no sólo ayudan a aumentar la fertilidad de la mujer que quiere quedar embarazada sino también a impedir el desarrollo de defectos del tubo neural (DTN) como la espina bífida, malformaciones cardiacas y renales, y favorecer el correcto desarrollo intelectual del bebe.  
     
 
 
Los folatos en general están muy disminuidos en la mujer española a pesar de la gran cantidad de verduras que consumimos. El ácido fólico (derivado de la vitamina B9) a una dosis de 400µg facilita la formación del ADN y es uno de los folatos sintéticos que más se prescribe en los estados de demanda como es el embarazo. Al fomentar el crecimiento celular adecuado se ha observado que impiden la aparición de defectos del tubo neural, partos prematuros, desprendimientos de placenta normalmente inserta, crecimiento intrauterino restringido, abortos de repetición, preeclampsias  y muertes intraútero.
 
Muchas mujeres que desean iniciar el embarazo desconocen estos datos tan relevantes y ni siquiera se plantean iniciar su consumo de tres a cuatro meses antes. Los folatos naturales no son suficientes, ya que al cocer las verduras, más del 70 por ciento se deterioran. De ahí la necesidad de suplementos de folatos antes de quedar embarazada, durante toda la gestación y en el puerperio. Este folato potencia su acción si se une a la vitamina B12.
 
 

El yodo y el desarrollo cerebral del bebé

 
El yodo, salvo enfermedad tiroidea en cuyo caso será el endocrinólogo el que lo indique, debe ser suplementado a través de la sal yodada o administrada oralmente. Casi todos los complementos nutricionales preconcepcionales del mercado, así como durante la gestación, llevan juntos ácido fólico, yodo y vitamina B12.
 
El yodo es fundamental para producir las hormonas tiroideas y se sabe que el desarrollo cerebral necesita desde la sexta semana de gestación dichas hormonas. Si una gestante llega a estas primeras semanas sin las adecuadas concentraciones de hormona tiroidea, el cerebro de su bebe no se desarrollará adecuadamente y probablemente su hijo no sea de los primeros de la clase. De ahí la importancia de tomar yodo varias semanas antes de intentar quedarse embarazada.

 

 
A medida que avanza el embarazo, es importantísimo que la gestante acuda en la semana 12 a realizarse la primera ecografía ya que, aparte de los datos que pueda aportar sobre el estado del bebe, se realizará el cribado de cromosomopatías del primer trimestre.