Cuidados del bebé: el cambio del pañal

Evitar irritaciones cambiando a menudo a tu hijo

Cuidados del bebé: el cambio del pañal

Las primeras veces que cambies el pañal a tu bebé te parecerá algo complicado, pero como practicarás muchas veces enseguida te convertirás en toda una experta.

Pero hay algunas cuestiones que te plantean algunas dudas, como qué utilizar para asear la zona. “Los primeros días se recomienda el uso de agua jabonosa con la mínima cantidad de jabón neutro sin aditivos”, explica la pediatra Carolina González-González.

Cambio de pañal paso a paso

  • Evitar productos perfumados o con alcohol.

    Ha de evitarse el uso de toallas con alcohol, productos perfumados y talco, tal y como aconseja esta experta. También existen toallitas especiales de recién nacido que pueden ayudarte en esta primera etapa..
  • Cremas, las justas.

    Tampoco es necesario utilizar cremas rutinariamente. Para evitar irritaciones lo mejor es cambiar enseguida al bebé en cuanto tengan deposiciones o estén mojados.
  • Tratar irritaciones.

    Pero si aun así aparece una zona muy irritada debes consultar al pediatra para que te prescriba el tratamiento más adecuado.
  • Cómo limpiar a las niñas.

    No debes olvidar que en las niñas hay que limpiar y secar de delante hacia atrás para evitar la contaminación de los genitales con la flora bacteriana intestinal.
  • Bien seco antes de poner pañal limpio.

    Tienes que tener en cuenta que “es fundamental el correcto secado previo a la colocación del nuevo pañal, insistiendo en los pliegues”, añade la doctora González-González. Así evitarás que surjan irritaciones, incluso hongos en la piel del bebé.

Deposiciones de leche materna y artificial

Las deposiciones de un bebé alimentado a pecho son muy diferentes de las de un bebé que toma lactancia artificial, lo comprobarás rápidamente.
 
  • Las deposiciones de niños amamantados suelen ser grumosas y amarillentas. “Es frecuente que durante los primeros días realicen una deposición con cada toma de pecho, aunque esto puede ser variable”, dice la pediatra. No te asustes si notas que sus heces son líquidas. Es normal y no debe confundirse con la diarrea.
  • Con la lactancia artificial, el ritmo intestinal suele ser más lento, y, por lo tanto, sus deposiciones son más consistentes; incluso a veces parece que el bebé sufre estreñimiento.

Deposiciones de leche materna y artificial
 
Ángela del Tío