Cuidados del bebe: el primer baño

Ambiente caldeado y agua entre 34 y 37ºC

El primer baño puede ser una experiencia maravillosa para la mamá y el bebé. Pero quizá te resulte un poco complicado y te dé cierto reparo o tengas algunas dudas sobre cómo realizarlo. Con estas explicaciones de la pediatra Carolina González-González seguro que te resulta más fácil.

El baño del bebé paso a paso


cuidados bebe

  • ¿A partir de cuándo se baña al recién nacido?

    Podrás bañar a tu bebé a partir de su segundo día de vida, aunque aún no se le haya desprendido el muñón del cordón umbilical.
  • Cuál es la temperatura ideal del agua

    Se debe procurar que la habitación no esté fría, porque el bebé aún no regula bien su temperatura corporal. “Ha de realizarse en una estancia que esté a una temperatura entre 20 y 25ºC y el agua ha de estar entre 34 y 37ºC”, afirma Carolina González-González. Además, no es necesario que llenes la bañera: con un poco de agua para que cubra sus piernas, abdomen y un poco más, es suficiente.
  • ¿Cómo coger al bebé para bañarle?

    Utiliza una mano para sujetar al bebé por debajo de la axila y la otra, para realizar la limpieza con la mano o con una esponja, sin jabón o con una mínima cantidad de jabón adecuado (pH neutro sin perfumes) para aplicar en los pliegues y en la zona del pañal.
  • ¿Baño diario o no?

    El baño no tiene por qué ser diario, basta con realizarlo con una frecuencia de 2 o 3 veces a la semana. A partir del segundo o tercer mes de vida puede hacerse el baño con mayor frecuencia.
  • ¿Cuánto debe durar el baño del bebé?

    El baño debe ser breve, menor de cinco minutos. “Ha de ser un momento placentero y aprovecharse para acariciar y hablar al bebé, esto estimulará su correcto desarrollo”, comenta la pediatra.
  • ¿Cómo le seco a mi recién nacido?

    Es recomendable realizarlo con una toalla suave, sin frotar, y teniendo especial cuidado en secar las zonas de pliegues del bebé como axilas, ingles, cuello, tras las orejas…
  • ¿Hay que aplicarle alguna crema?

    En los primeros días no es necesario echarle cremas. Pero a partir de la primera o segunda semana de vida del bebé es frecuente que se presente “un proceso de descamación fisiológico, por lo que se recomienda la aplicación dos veces al día de una crema hidratante adecuada para uso en recién nacidos, que puede aplicarse después del baño”, indica la experta.

 

Ángela del Tío