Pruebas

Para poder superar la infertilidad en algunas ocasiones es necesario realizar pruebas genéticas al hombre y a la mujer. Con ellas se puede saber la causa de que el embarazo no llegue o que se malogre con repetidos abortos. Una vez que se ha diagnosticado las anomalías cromosómicas es posible dar el tratamiento más adecuado.