Cómo crear un banco de leche materna en casa

Guía para extraer y almacenar leche humana en la nevera

Si en algún momento precisas extraerte leche materna que no vas a utilizar en ese momento (los días de la ingurgitación mamaria, la vuelta al trabajo…) es una buena idea almacenarla para poder ofrecérsela a tu bebé posteriormente, bien cuando no puedas amamantarle directamente (por ejemplo, mientras trabajas), o al introducir la alimentación complementaria con las papillas de cereales, frutas, carne o pescado.
 
 

Si vas a extraerte leche para guardar en un banco casero

 
•    Lavarte bien las manos. Para la higiene del pecho es suficiente con la ducha diaria.   Banco de leche materna
•    Utilizar recipientes bien lavados previamente con agua y jabón y, si se puede, esterilizados.
•    Extraer la leche materna mediante extracción manual o con sacaleches.
•    Cerrar bien el envase.
•    Apuntar en el envase la fecha y hora de extracción.
•    Guardarla inmediatamente en la nevera.
•    Una vez en la nevera, elige un estante al fondo. En la puerta hay mayor cambio de temperatura al abrir y cerrar el frigorífico.
•    Una vez fría, se puede congelar.
•    Si has recogido mucha cantidad, se recomienda dividirla y congelar en un envase la cantidad necesaria para una toma: entre 50 y 100cc. De esta, manera no hay que desechar el sobrante. La leche descongelada, como los alimentos, no debe volver a congelarse.  
   
 
Si vas a extraerte leche en diferentes momentos a lo largo del día
 
•    Seguir los pasos anteriores cada vez.
•    Cuando la leche de dos o más envases estén fríos, a la misma temperatura, se puede juntar en el mismo envase.
•    Se puede mezclar leche extraída en el plazo de 24 horas, pero luego se debe congelar.
•    Siempre se rotula en este nuevo envase la fecha más antigua. Por ejemplo: si te has extraído a las 8 de la mañana, a las 16 y a las 22, en el envase apuntas la fecha, y la hora de las 8 de la mañana.
   
 

Si vas a extraerte leche en tu centro de trabajo

 
•    Sigue los mismos pasos que acabamos de mencionar.
•    Si tienes frigorífico, guárdala en él.
•    Si no tienes, guarda la leche en una nevera isotérmica con acumuladores de frío.
•    Para el transporte, usa siempre nevera isotérmica con acumuladores de frío.
•    Al llegar a casa puedes guardarla en la nevera, si la vas a usar próximamente, o congelarla directamente.
   
     
    Tiempo de conservación  
       
  -    A temperatura ambiente: 6 horas, menos en época de calor.  
  -    En el frigorífico: 48 -72 horas a 4ºC.  
  -    Congelador dentro de la nevera: dos semanas.  
  -    En congelador separado de la nevera: seis meses a -18ºC.  
  -    En congelador industrial: hasta un año.  
       
    Importante  
  -   Leche descongelada y dentro de la nevera: 24 horas.  
  -   Si se descongela a temperatura ambiente o al baño maría, es para dar la toma en ese momento. Si no, debe desecharse.  
       

 

 

Cómo funcionan los bancos de leche materna

 
Los bancos de leche materna son centros especializados que se encargan de promocionar y apoyar la lactancia materna, como de recoger y procesar leche materna para lactantes que la necesiten.
 
La OMS recomienda como mejor alimento la leche materna debido a sus múltiples beneficios. Cuando no se dispone de leche de la propia madre, la mejor opción para el lactante es la leche de otra madre: recordemos a las antiguas nodrizas.
 
     
  Actualmente, la leche se guarda en los bancos de leche para poder ofrecérsela a los bebés que la necesiten, generalmente bebés prematuros, enfermos, operados… cuya madre no tiene leche.  
     
 
Si estás lactando y estás interesada en donar leche materna, contacta con un banco de leche de tu ciudad. La donación de leche materna es voluntaria y gratuita.
 
 
Lucía Moya. Matrona