Ecografía
embarazo
 

Ecografía embarazo

 
 
¿Cuál es el objetivo de la ecografía de la semana 12?
 
Ecografía de la semana 20 ¿Se necesita algún tipo de preparación?
 
Ecografía en 4D de un feto de 12 semanas "mirando a la camara"
 
 

Intensidad, duración y frecuencia del ejercicio físico durante el embarazo

Cada embarazada debe adaptar el deporte a su estado de salud

La recomendación de la práctica de ejercicio en una embarazada debe tener presente el tipo de ejercicio físico, su intensidad, su duración y su frecuencia.
 
Se debe evaluar los efectos positivos o negativos que pueda tener una determinada actividad física, así como la capacidad de la gestante para desempeñarlo.
 
     
  En ausencia de contraindicaciones, es recomendable que la mujer embarazada realice ejercicio de manera regular y moderada, 3 días a la semana durante 30 minutos diarios, al igual que caminar diariamente.  
     

 

 

Intensidad del ejercicio en el embarazo

 
Existen estudios realizados en mujeres embarazadas que valoran los posibles efectos perjudiciales sobre el feto del ejercicio mediante el control de la frecuencia cardiaca de las gestantes en movimiento.
 
A pesar de que se ha demostrado que a una frecuencia cardiaca del 81% de la frecuencia cardiaca máxima no se registran efectos adversos las recomendaciones actuales indican una frecuencia cardiaca recomendada en las gestantes de entre un 50 a 60% de la frecuencia cardiaca máxima. En el siguiente cuadro se exponen los valores medios de frecuencia cardiaca máxima a los que se debe practicar el ejercicio físico durante la gestación según la edad.
 
Valores medios de frecuencia cardiaca máxima según edad a los que se debe realizar ejercicio físico

 

Edad FCM Intervalo actividad deportiva
25 195 De 97 a 117 latidos/minuto
30 190 De 95 a 114 latidos/minuto
35 185 De 92 a 111 latidos/minuto
40 180 De 89 a 98 latidos/minuto


 

Duración del ejercicio para la gestante

 
Debido a los efectos perjudiciales que el aumento de la temperatura tiene sobre el desarrollo embrionario, la determinación de la duración del ejercicio es algo de vital importancia en la mujer embarazada. Si se siguen unas pautas preventivas, la práctica de ejercicio no es perjudicial:
 
•   El ejercicio muscular produce un aumento de la temperatura local, por lo que éste debe ser limitado para no producir un incremento de la misma en todo el organismo. 
   
•   El ejercicio debe realizarse en un ambiente aclimatado con una temperatura de entre 18 y 25 grados.
   
•   La duración de la sesión debe ser de 45 minutos, con un pequeño descanso cada 15 minutos de actividad.
   
•   Cuando se prescribe ejercicio físico este debe iniciarse con una duración de 15 minutos, aumentando cinco minutos su duración cada dos días de práctica física.
   

 

Fecuencia del ejercicio

 
Un punto fundamental e importante de la actividad física es la regularidad con la que se practica, estando durante el embarazo contraindicado el ejercicio ocasional.   Frecuencia, duración e intensidad del ejercicio físico durante el embarazo
 
La frecuencia recomendada durante la gestación para conseguir mejoras es de 3 veces a la semana, atendiendo siempre a las características de cada embarazo, y un mínimo de 2 veces a la semana.
 
En aquellas mujeres embarazadas que ya realizaban una actividad deportiva previa a la gestación y que se encuentran en perfectas condiciones pueden realizar ejercicio físico de intensidad moderada con una frecuencia máxima de 5 días a la semana, que se debe reducir en el tercer trimestre.
 
La frecuencia del ejercicio también dependerá del tipo de actividad deportiva, del momento del embarazo y su estado de salud.
 
Conviene indicar que para una embarazada que se encuentra en buenas condiciones puede caminar a diario sin ningún tipo de problemas a lo largo del todo el embarazo.
 
Independientemente del estado físico de la mujer embarazada, existe una serie de contraindicaciones de carácter absoluto que impiden a la gestante realizar ejercicio por el riesgo que supone para la salud materno-fetal, y contraindicaciones de carácter relativo que requieren un intenso control médico para que estas mujeres puedan realizar algún tipo de ejercicio físico.