¿Tienes mareos en el embarazo? Sus causas y soluciones

25
0
Embarazada con mareos: por qué pasa
16 Jul 2020

La mujer embarazada puede sufrir desmayos o desvanecimientos a lo largo de toda la gestación. Son más característicos durante el primer y tercer trimestre. Los mareos se manifiestan con sudoración, visión borrosa, sensación de aturdimiento, palidez cutánea y, a veces, finalizan con pérdida de conocimiento durante unos segundos. Son molestos y aparatosos, y pueden generar situaciones de riesgo potencial a la gestante, por lo que conviene evitarlos en la medida de lo posible.

Mareos en el embarazo: por qué se producen

Lo primero es conocer por que se producen estos mareos, es decir, sus causas. Suelen ser principalmente tres:

Cambios fisiológicos cardiovasculares

Durante el embarazo deben producirse muchos cambios para que el organismo pueda llevar a cabo la tarea de gestar un nuevo ser. Entre otros, aumenta el volumen sanguíneo, el gasto cardiaco, los vasos se dilatan y baja la tensión arterial. Todo esto acontece para asegurar que llegue suficiente aporte de sangre al feto, ya que de ello depende su adecuado crecimiento y desarrollo. En ciertas ocasiones, el sistema cardiovascular no puede adaptarse tan rápidamente como le exigimos, y esto puede ocasionar estos mareos. La presencia de anemia en la embarazada también los favorece.

Hipotensión: tensión baja en el embarazo

Disminución transitoria de la presión sanguínea relacionada con lo anteriormente expuesto, pero también con otros factores, como con el acúmulo de sangre en los miembros inferiores (al estar mucho tiempo de pie), con la compresión de la vena cava cava inferior al tumbarse la embarazada boca arriba, o con la deshidratación, si la gestante no ingiere suficientes líquidos. Ocurre con mucha frecuencia al levantarse de la cama o de un asiento. En estos casos es importante tomar la tensión a la gestante, y si está baja, administrar un café o un refresco de cola.    

Hipoglucemia: falta de azúcar 

Durante el embarazo hay que intentar mantener estables los niveles de azúcar en sangre. Si la gestante pasa mas de tres horas sin comer, pueden descender demasiado, y producirse una hipoglucemia, la cual produce también estos mareos.

Consejos y soluciones para la embarazada con mareos

Ahora vamos a daros unos sencillo consejos para evitar que se produzcan mareos en la embarazada, actuando sobre las situaciones que los favorecen:

  • Procurar no permanecer de pie durante mucho tiempo. Si es así, mantener los pies en movimiento, para estimular la circulación sanguínea.
  • Levantarse de forma progresiva (lentamente) tras estar tumbada o sentada.
  • Tumbarse de lado (preferiblemente del izquierdo), sobre todo durante la segunda mitad del embarazo, para no presionar los grandes vasos sanguíneos (aorta y vena cava), que se encuentran situados por detrás del útero.
  • Intentar no sufrir cambios bruscos de temperatura.
  • Evitar ducha o baño con agua muy caliente. Mejor agua templada.
  • Repartir la comida a lo largo del día, y procurar no pasar mas de tres horas sin comer.
  • Prevenir la aparición de anemia, con una alimentación adecuada, sana y equilibrada, y rica en hierro.
  • Mantener una hidratación adecuada.
  • Llevar un estilo de vida sano: no coger demasiado peso, utilizar ropa cómoda que no apriete, hacer ejercicio físico adaptado a tu situación física basal, evitar situaciones de estrés y ansiedad y descansar adecuadamente.

Qué hacer si ya estás mareada

Y si llegamos tarde y el mareo ya se ha producido, lo que debemos hacer es colocar a la embarazada tumbada sobre el lado izquierdo, con lo que facilitaremos la llegada de sangre al corazón. También debemos proporcionarle aire, abriendo las ventanas, o abanicándola. Cuando recupere la conciencia, ofrecerle una bebida fresca (lo ideal en estos casos son los refrescos de cola, ya que tienen cafeína y azúcar en su composición, mejorando la hipotensión y la hipoglucemia).

Muy importante: Debes consultar a tu médico si los mareos se repiten con frecuencia, o si se acompañan de otros síntomas asociados, como dolor de cabeza, palpitaciones, alteraciones visuales

Si sigues estos consejos, podrás evitara la mayor parte de los mareos de tu embarazo. Y recuerda: evita siempre salir de casa sin haber desayunado antes (a no ser que vayas a hacerte una analítica y sea necesario).

Dra. Elisa García
Especialista en Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)
Déjanos tu comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.